Archivo de Público
Martes, 20 de Marzo de 2012

El Gobierno aplicará la ley a presos etarras con "generosidad"

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, advierte de que nadie marcará "el ritmo" de la política penitenciaria

PÚBLICO.ES / EFE ·20/03/2012 - 18:16h

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz - EFE

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha advertido hoy de que nadie marcará "el ritmo" que se ha fijado el Gobierno en la política penitenciaria con los reclusos de ETA, en la que se aplicará la ley con "todo el rigor" pero también con "toda la generosidad" que permite la legislación vigente.

"Nadie nos va a marcar el ritmo, el camino que tiene trazado el Gobierno", ha alertado Fernández Díaz en su comparecencia ante la Comisión de Interior del Senado, en la que ha insistido en que la intención del Ejecutivo es impulsar una "reinserción individualizada" de los presos etarras.

El titular de Interior ha dejado claro que el Gobierno no va a permitir que haya "otro guión" que el que marca la normativa penitenciaria, que se aplicará con "todo el rigor" pero también con "toda la generosidad" que permite la legislación y bajo los principios de "inteligencia", "prudencia" y "discreción".

El Gobierno adelanta que impulsará una "reinserción individualizada"

En este sentido, Fernández Díaz ha insistido en que ni ETA, ni la izquierda abertzale, ni ningún otro elemento interesado de forma directa o indirecta que, a su juicio, pretenda "contaminar el relato" de lo sucedido con el terrorismo de ETA, marcarán las políticas a aplicar por el Gobierno de Mariano Rajoy.

En este proceso, el ministro del Interior ha afirmado que las víctimas serán siempre una "prioridad" de su gestión y por ello ha anunciado que la única partida que no sufrirá recortes serán las ayudas a las víctimas del terrorismo.

El cambio en la política penitenciaria es algo que las principales fuerzas políticas llevan un tiempo demandando tras el fin del terrorismo de ETA. El Gobierno vasco anunció a principios de mes la creación de una comisión para ejecutar y coordinar la reinserción de presos etarras. El lehendakari, Patxi López, defendió una nueva política penitenciaria basada en la "reinserción individual" de los reclusos que rompan con su pasado terrorista y el acercamiento paulatino de acuerdo a la "evolución" de los presos.