Archivo de Público
Martes, 20 de Marzo de 2012

El emperador de Japón se somete a una segunda extracción de líquido pulmonar

EFE ·20/03/2012 - 03:04h

EFE - El emperador de Japón, Akihito, se sometió hoy por segunda vez en el Hospital de la Casa Imperial a un procedimiento para drenar líquido pleural acumulado en sus pulmones, producto de la operación de "bypass" coronario que le fue realizada en febrero. EFE/Archivo

El emperador de Japón, Akihito, se sometió hoy por segunda vez en el Hospital de la Casa Imperial a un procedimiento para drenar líquido pleural acumulado en sus pulmones, producto de la operación de "bypass" coronario que le fue realizada en febrero.

El tratamiento fue exactamente el mismo al que Akihito, de 78 años, se sometió con éxito el pasado 7 de marzo, según confirmó la Agencia de la Casa Imperial.

Tras ser dado de alta el 4 de marzo del Hospital de la Universidad de Tokio, donde fue operado para realizarle un "bypass" coronario el 18 de febrero, el emperador ha experimentado problemas para respirar.

Por ello, el 6 de marzo tuvo que ser sometido a una sesión de rayos "x" en la que se le detectó el derrame pleural.

Los doctores de Akihito informaron entonces de algunas complicaciones derivadas de la cirugía a la se sometió el 18 de febrero, y determinaron que drenar el liquido de los pulmones llevaría varias semanas, aunque explicaron que no sería necesario ingresarle y que el tratamiento no afectaría a su vida cotidiana.

Cuatro días después de que se sometiera a la primera extracción de líquido pleural el Emperador atendió una multitudinaria ceremonia en Tokio para conmemorar el primer aniversario del tsunami del 11 de marzo en la que leyó un discurso en memoria de las víctimas de la tragedia.

Mañana mismo, el jefe de Estado nipón planea reunirse con el emir de Kuwait, Sabah al Ahmed al Sabah, en el Palacio Imperial de Tokio, aunque tanto la ceremonia de bienvenida como el banquete que se celebrarán en su honor serán presididos por el hijo de Akihito, el príncipe heredero Naruhito.

La salud del emperador se ha complicado en los últimos diez años con una operación de cáncer de próstata en 2003 y una hemorragia estomacal en 2008.

Además, el año pasado le fue diagnosticada arteriosclerosis coronaria y estuvo hospitalizado varios días por una neumonía.

Por ello, tras la operación de "bypass" de febrero, la Casa imperial anunció que estudiará la posibilidad de aligerar la agenda oficial del Emperador.