Archivo de Público
Martes, 20 de Marzo de 2012

El presunto culpable de la matanza en Afganistán se entrevista con su abogado

EFE ·20/03/2012 - 01:20h

EFE - Estudiantes afganos de la Universidad de Jalalabad gritan consignas el 13 de marzo de 2012 en una protesta por la matanza de 16 civiles perpetrada por un soldado de EE. UU. en Kandahar, en Jalalabad, Afganistán. EFE/Archivo

El sargento Robert Bales, acusado de asesinar a 16 civiles afganos, se reunió hoy por primera vez con su abogado en la base estadounidense de Fort Lavenworth (Kansas, EEUU) ya que su único contacto previo fue una llamada la semana pasada.

Bales todavía no ha sido acusado formalmente, pero su abogado, John Henry Browne, ha comenzado una campaña mediática en la que ha definido a su cliente como un soldado y padre de familia ejemplar, y aseguró, tras el encuentro con su cliente, que había sido uno de los "momentos más emocionantes de su vida", aunque no especificó por qué.

Según recoge el diario Wall Street Journal, Browne declaró después de entrevistarse con Bales que la sesión fue "inolvidable".

"Probablemente el día más emocionante que he tenido como ser humano. No sé si eso es algo bueno o algo malo", dijo el abogado, que también representó al violador en serie y asesino Ted Bundy y a otros asesinos convictos.

Bales, de 38 años de edad, llegó el viernes a Forth Lavenworth, una prisión militar para presos preventivos y condenados a penas inferiores a cinco años.

Aunque los cargos aún no se han presentado, fuentes militares aseguraron que el juicio se celebraría en territorio estadounidense y que los testigos afganos, incluyendo a los familiares de las víctimas de la masacre, podrían ser trasladados a Estados Unidos para testificar.

Precisamente hoy la esposa del soldado emitió un comunicado a través de la cadena ABC en el que expresó las condolencias a las familias de los fallecidos.

"Nuestros corazones están también con todos ellos, especialmente con los padres, hermanos, hermanas y abuelos de los niños que perdieron la vida", dijo la esposa del sargento, Karilyn Bales.

Sin embargo, la esposa del militar dijo estar perpleja por lo que pasó, y cómo su marido, el padre de sus dos hijos, podría ser acusado de tal atrocidad.

"Nuestra familia tiene poca información más allá de lo que leemos y vemos en los medios de comunicación. Lo que se ha hecho público no tiene nada que ver con el carácter del hombre que conozco y admiro. Por favor, respétenme cuando les digo que no puedo arrojar alguna luz sobre lo que sucedió esa noche. Yo también quiero saber lo que pasó", añadió.