Archivo de Público
Lunes, 19 de Marzo de 2012

La huelga general entra en debate en la recta final de la campaña asturiana

EFE ·19/03/2012 - 13:06h

EFE - El candidato del PSOE a la Presidencia del Principado de Asturias, Javier Fernández (i), y el secretario general de UGT, Cándido Méndez, durante la reunión que han mantenido hoy en el marco de la campaña electoral del 25M.

La huelga general del 29 de marzo ha entrado hoy en el debate en la recta final de la campaña asturiana con la presencia en Gijón de los líderes de UGT y CCOO, aunque ambos hayan desvinculado su resultado del que se produzca en los comicios que cuatro días antes se celebrarán en el Principado y en Andalucía.

Para los secretarios generales de UGT y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández 'Toxo', el paro del 29M no se verá influido por los resultados electorales porque son "escenarios independientes", algo en "lo que no cree el Gobierno, que ha retrasado la presentación del proyecto de presupuestos", según el dirigente de CCOO.

Méndez, que antes de participar en una asamblea de delegados se ha reunido con el candidato socialista, Javier Fernández, ha hecho un llamamiento a la participación en la huelga al considerarla como "un punto de inflexión" para que el Gobierno "recapacite y rectifique" el contenido de la reforma laboral.

Tras este encuentro, Fernández ha admitido que desde el Gobierno regional que aspira a presidir no se puede "combatir" la nueva legislación aunque ha apostado por crear condiciones económicas y de inversión para que el empleo en Asturias no entre por la vía de la precarización que, a su juicio, provoca la reforma laboral.

Así, ha incidido en que la reforma trata a los trabajadores "como si fueran mercancía o materia prima" y ha asegurado que generará "inestabilidad, conflictividad y litigiosidad en el empleo" y ha apostado por crear un marco estratégico para que el trabajo en Asturias sea "estable" y de calidad.

El candidato de Foro, Francisco Álvarez-Cascos, ha asegurado, por su parte, en un mitin celebrado en Gijón ante algo más de dos millares de simpatizantes, el más multitudinario de los celebrados en lo que va de campaña, que conoce "el grado de conocimiento y de valoración" de Mariano Rajoy sobre la cabeza de lista del PP, Mercedes Fernández, y, ha subrayado, "no augura nada bueno para Asturias".

Cascos ha replicado así a las alusiones de dirigentes del PP a la conveniencia de que Asturias tenga un Gobierno en sintonía con el Ejecutivo central tras advertir de que no se dedica al "cotilleo" ni es "indiscreto con la memoria de algunas situaciones".

Así, ha pedido recordar "el caso" que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero hizo al Ejecutivo del socialista Vicente Álvarez Areces en los últimos ocho años que condujeron a Asturias "a la situación más difícil y agónica de su historia democrática".

Por su parte, la candidata popular, Mercedes Fernández, se ha visto apoyada por segundo día consecutivo por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que la ha acompañado en una visita al recinto ferial de Tineo, en el suroccidente de la región.

Núñez Feijoo ha reclamado para Asturias un gobierno del PP como los de Galicia, Castilla y León y Cantabria, "una macrorregión de siete millones de habitantes" que es "la despensa" alimentaria de España, para que las cuatro comunidades puedan actuar al unísono.

"El norte también existe", ha subrayado Feijóo antes de pedir la elaboración de un "un documento conjunto" de estas cuatro comunidades de cara a la reforma de la Política Agraria Común (PAC) con criterios más favorables hacia las explotaciones agrícolas y ganaderas familiares propias de estos territorios.

"Yo no concibo Asturias avanzando de espaldas al campo y la ganadería", ha enfatizado, por su parte, la candidata del PP.

A las consecuencias de la política de ajustes se ha referido también el candidato de IU, Jesús Iglesias, para dejar claro que su coalición sólo formará parte de un Gobierno que aplique políticas de izquierda y que no asuma los recortes como única salida de la crisis o que esté "a la sombra de las exigencias de los mercados".

Iglesias, que ha recibido hoy el apoyo del poeta Luis García Montero, ha añadido que IU garantiza ante la sociedad que no va a permitir un gobierno de la derecha y que, "aunque otros puedan pactar puntualmente" con ella, la coalición no lo hará porque ha demostrado su incapacidad de interesarse por los problemas de Asturias.