Archivo de Público
Lunes, 19 de Marzo de 2012

Romney arrasa en Puerto Rico

El candidato republicano tiene el camino más allanado, con más de 400 de los 1.040 delegados comprometidos hasta el momento

EFE ·19/03/2012 - 08:40h

Más del 80% de los votos y los 20 de los 23 delegados que concede Puerto Rico en las primarias republicanas han sido para Mitt Romney. Aunque se trata de un estado libre asociado, es decir, un territorio que no participa en las presidenciales por no formar parte del territorio nacional de EEUU, sirve de escaparate frente al electorado hispano en la carrera por la presidencia de los conservadores del país.

"Ann (su esposa) y yo estamos profundamente agradecidos a la buena gente de Puerto Rico por su apoyo. Con una población mayor que la de 22 estados, esta isla contribuye de muchas maneras a la vitalidad de nuestro país", ha dicho Romney tras difundirse los resultados. Las promesas del candidato de apoyar la adhesión del país a EEUU, el espaldarazo del Ejecutivo local y la atención que ha puesto en la economía el precandidato han influido en la victoria.

Con un escrutinio del 44,08 % en el centro de seguimiento electoral, Romney tenía el 83,42 % de los votos, Rick Santorum el 7,74 %, Newt Gingrich el 2,07 % y Ron Paul el 1,11 %. Habiendo obtenido más del 50% de los votos en la isla caribeña, se hace con los 20 de los 23 delegados que aportará Puerto Rico en la convención nacional republicana del próximo agosto en Florida. Los otros tres son 'súperdelegados' que ya estaban designados de antemano.

El voto de Puerto Rico también ha ganado relevancia porque puede influir en la creciente población puertorriqueña que reside en el territorio continental, que sí vota en las generales y que cada vez tiene un mayor peso electoral. Son la segunda población latina mayoritaria en el país, detrás de los mexicanos, y son especialmente numerosos en estados claves como Florida.

Los puertorriqueños son la segunda población latina mayoritaria en EEUU

Los analistas coinciden en que Romney se ha visto favorecido por el apoyo del gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, cuyo partido aboga también por la anexión. "Romney ha mostrado respeto por nuestra herencia y nuestra historia, lo entiende mejor", dijo esta semana Fortuño, quien también destacó el enfoque económico de la campaña del precandidato en una isla que lleva cinco años en recesión.

Según el recuento oficial del Partido Republicano, que no incluye datos de hoy, de los 1.040 delegados comprometidos hasta el momento, Romney cuenta con el apoyo de 416, Santorum con 170, Gingrich con 133 y Ron Paul con 26. Se necesita el apoyo de al menos 1.144 delegados para tener garantizada la designación de candidato.

Aunque ni Paul ni Gingrich se han desplazado a Puerto Rico para hacer campaña, este último sí envió a su hija Kathy Lubbers, al tiempo que en las primarias de Florida, en febrero, se pronunció claramente a favor de apoyar a los puertorriqueños si éstos respaldaban mayoritariamente la anexión. Con la clara victoria de hoy, Romney tiene el camino algo más allanado hacia la próxima cita electoral, que tendrá lugar el martes en Illinois.