Archivo de Público
Domingo, 18 de Marzo de 2012

Santos admite un error en la muerte de 11 militares y dice que las FARC miente sobre las liberaciones

EFE ·18/03/2012 - 23:15h

EFE - Santos, además de condenar el ataque, ofreció recompensas hasta de 1,9 millones dólares por cuatro jefes de las FARC señalados de ser los presuntos responsables de la emboscada. EFE/Archivo

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, reconoció hoy un error militar en la muerte, a manos de las FARC, de un suboficial y diez soldados en Arauca y dijo que esa guerrilla le miente a la comunidad internacional en la prometida liberación de diez miembros de las fuerzas de seguridad.

"La falta de rigor, la falta de seguir con los procedimientos al pie de la letra le dio una oportunidad al enemigo, y esa oportunidad fue lo que desencadenó este triste resultado", dijo Santos a periodistas.

El sábado, según el Ejército colombiano, la compañía "Drigelio Almarales", del décimo frente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), mataron en un ataque a militares del Batallón Energético Vial No. 16 que realizaban tareas de registro y control en esa zona del país.

Santos, que viajó a la zona y encabezó un consejo de seguridad, señaló que entre los errores que hubo está el hecho de que el pelotón durmió "cerca de cinco noches" en el mismo sitio, cuando los protocolos de seguridad no lo recomiendan.

Pese al "revés", dijo Santos, la situación "deja unas lecciones de las cuales vamos a aprender para no cometer errores en el futuro".

El gobernante reiteró que "con reveses como éste no vamos a bajar un minuto la guardia" y anunció que la fuerza pública contará, a partir de la próxima semana, con nuevos equipos de tecnología.

Santos ofreció recompensas de hasta 1,9 millones dólares por cuatro jefes de las FARC acusados de ser los presuntos responsables de la emboscada.

Según el Gobierno, se trata de "Efrén", jefe del décimo frente de las FARC, "Rafael", "El boyaco" y "Robinson".

Por otra parte, Santos dijo que las FARC le mienten a la comunidad internacional porque la liberación de diez policías y militares no está supeditada a la visita de un grupo de activistas a guerrilleros presos en cárceles colombianas.

"Una vez más las FARC le mienten a las familias, al país y a la comunidad internacional" y remarcó que "el Gobierno ha cumplido y seguiremos cumpliendo; que las FARC cumplan su palabra, que las FARC le cumplan a los familiares, al país y a la comunidad internacional", remarcó.