Archivo de Público
Domingo, 18 de Marzo de 2012

El BID ve un futuro "optimista" para Latinoamérica tras un excelente 2011

EFE ·18/03/2012 - 14:25h

EFE - El ministro de Economía de Argentina Hernán Lorenzino (c), participa en la reunión de ministros de Economía de la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur), en el marco de la 53 Asamblea Anual del Banco interamericano de Desarrollo (BID), en Montevideo (Uruguay).

Las perspectivas económicas de Latinoamérica son "optimistas" tras "un excelente desempeño" en 2011 "en un momento especialmente complicado" como ha sido la crisis mundial, afirmó hoy Santiago Levy, vicepresidente de Sector y Conocimiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Durante una conferencia de prensa para presentar el informe anual del BID en el marco de la Asamblea Anual del organismo que se celebra en Uruguay, Levy señaló que las previsiones para el crecimiento regional en 2012 son del 3,6%.

El ejecutivo aseguró que las perspectivas podrían ser "aún mejores" si se concretan los datos positivos de la economía de Estados Unidos y una mejora de la situación europea.

Como desafíos, el BID identifica escenarios derivados de una desaceleración de la economía de China, principal comprador de las materias primas latinoamericanas, y la profundización de la crisis europea, especialmente a través de los canales financieros.

"Los flujos de capital de portafolio se han incrementado ligeramente en los últimos tiempos, que son más volátiles y por tanto más riesgosos respecto a los de inversión", explicó Levy, como uno de los puntos de vulnerabilidad.

Sin embargo, subrayó que "la regulación y supervisión financiera ha mejorado mucho y los bancos de la región están bien capitalizados, por encima de los requerimientos de Basilea II y III", las normas que regulan internacionalmente las operaciones bancarias.

Asimismo, señaló que el "adecuado" manejo de las políticas monetarias ha permitido que la tasa de inflación media en la región se ubique en el 6%, lo que significa que uno de los tradicionales peligros de la economía latinoamericana, el sobrecalentamiento, parece controlado.

Un punto preocupante es que la posición fiscal de los países de Latinoamérica no es "tan sólida como en 2008", debido a que algunos instrumentos de estímulo fiscal que habían sido pensados como temporales se han convertido en permanentes.

Por último, Levy valoró "positivamente" los instrumentos financieros preventivos del Fondo Monetario Internacional (FMI) para la región, que permiten actuar con "anticipación".

El lunes está previsto que el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, anuncie un fondo de contingencia ante desastres naturales y crisis para la región en la sesión plenaria de la Junta de Gobernadores del organismo multilateral.