Archivo de Público
Domingo, 18 de Marzo de 2012

24 horas más de dramática espera para el jugador del Bolton Muamba

El centrocampista del Bolton sigue en estado crítico en cuidados intensivos tras desplomarse en un partido

PÚBLICO.ES / EFE ·18/03/2012 - 16:25h

Flors y mensajes para Muamba en el estadio del Bolton. REUTERS

Al menos 24 horas más seguirá en estado crítico y luchando por su vida el jugador del Bolton Fabrice Muamba, de 23 años, tras desvancerse ayer súbitamente durante un partido. 

Muamba sigue "en estado crítico y en la unidad de cuidados intensivos", según reveló este domingo el hospital de Londres donde se encuentra ingresado.

A través de un comunicado, el centro médico especializado en problemas cardiacos explicó que "Fabrice sigue anestesiado y en cuidados intensivos y así permanecerá al menos durante las próximas 24 horas".

Por su parte, el entrenador del Bolton, Owen Coyle, trasmitió hoy, a través de una nota, el agradecimiento de la familia de jugador de 23 años "por los muchos mensajes de apoyo recibidos, por parte de aficionados del Bolton, pero también de los seguidores de otros equipos de todo el país y del extranjero".

El jugador inglés de origen congoleño, muy popular entre la afición del Bolton, se desvaneció súbitamente debido a un infarto a los 41 minutos del choque de la Copa de Inglaterra que enfrentaba a su equipo con el Tottenham, lo que hizo suspender el partido.

Intentaron reanimarle

En un principio, miembros de los servicios de emergencia intentaron durante diez minutos sobre el terreno de juego reanimar al futbolista, que fue retirado del campo en camilla con una máscara de oxígeno.

El entrenador del Bolton, Owen Coyle, entró velozmente en el terreno tras ver lo que le había sucedido al futbolista y observar la reacción de los jugadores de ambos equipos.

Muamba recibió una sonora ovación de todos los aficionados presentes en el estadio de White Hart Lane, que se pusieron de pie y corearon el nombre del jugador.

El árbitro del encuentro, el inglés Howard Webb, decidió suspender el partido en el que Tottenham y Bolton empataban a un gol tras consultarlo con los respectivos entrenadores, Harry Redknapp y Owen Coyle.