Archivo de Público
Domingo, 18 de Marzo de 2012

El Gobierno exige a la guerrilla maoísta la liberación de dos italianos para dialogar

EFE ·18/03/2012 - 11:34h

EFE - Un soldado paramilitar indio hace guardia en el Aeropuerto Internacional de Bengaluru, al sur de Bangalore, India. EFE/Archivo

Las autoridades indias emplazaron hoy a la guerrilla maoísta a liberar a los dos italianos que tienen en su poder en el estado oriental de Orissa para mantener un diálogo, informaron los medios del país asiático.

El jefe de Gobierno de Orissa, Navin Patnaik, revisó esta mañana la situación de seguridad con la cúpula de la administración y la policía regional después de que los guerrilleros anunciaran anoche el secuestro de los italianos.

Según la agencia IANS, Patnaik calificó el secuestro de "inaceptable" y pidió a los rebeldes que liberen por "razones humanitarias" a los rehenes, que han sido identificados como Paolo Buscolo y Claudio Colangelo.

La guerrilla maoísta ha reivindicado la acción en un mensaje de audio enviado a la prensa local esta madrugada, en el que exigió al Gobierno indio que paralice las operaciones en su contra y establezca un diálogo, entre otras demandas.

Los italianos, uno de ellos supuestamente un guía y el otro un turista, fueron secuestrados el sábado mientras hacían fotografías de unas mujeres tribales en el distrito de Kandhamal, considerado un bastión local de la insurgencia.

La guerrilla maoísta, conocida en la India como "naxalita", está considerada la principal amenaza interna del país asiático por el primer ministro, Manmohan Singh.

Los naxalitas tienen su principal cantera en el llamado "cinturón rojo", una franja del centro y este de la India donde mantienen numerosos campos de entrenamiento y buscan el apoyo del campesinado para implantar una revolución agraria de corte comunista.

Los secuestros de extranjeros no son una técnica habitual en esta guerrilla y, de hecho, analistas y fuentes de inteligencia consultados hoy por Efe dijeron no tener constancia de que se haya registrado este tipo de acción en el pasado.

Las fuentes evitaron extraer la conclusión de que hay un potencial cambio de estrategia en los rebeldes que pase por intentar acaparar una mayor relevancia en el plano internacional.

"Se debe esperar a los detalles, puede ser un error o la voluntad de adquirir mayor protagonismo", expuso a Efe el experto Ajid Kumar Singh, del Instituto indio de Gestión de Conflictos.

Singh recordó que las autoridades indias mantienen en estos momentos otro contencioso con Italia, relativo a la muerte de dos pescadores indios junto a la costa meridional del país por disparos de dos militares italianos que están bajo custodia.

"A lo mejor utilizan a los italianos para presionar", mantuvo la fuente.

Según el Ministerio indio del Interior, la guerrilla maoísta disminuyó bastante su influencia durante 2011, aunque el movimiento mantenga su presencia en 83 distritos de nueve estados del país.

El Gobierno ha atribuido a los rebeldes la muerte de 447 civiles y 142 miembros de las fuerzas de seguridad durante el año pasado, unas cifras que reflejan un 40 % de descenso en el número de víctimas mortales respecto a 2010.

El pasado noviembre, las fuerzas indias mataron a Koteshwar Rao, alias Kishenji, considerado uno de los principales líderes de los insurgentes maoístas y que tenía su base en el estado oriental de Bengala.