Archivo de Público
Sábado, 17 de Marzo de 2012

Trípoli reclama la extradición del jefe de los servicios secretos de Gadafi

EFE ·17/03/2012 - 11:45h

EFE - Miles de personas se maniestan en contra del líder libio Muamar al Gadafi en la plaza Verde, rebautizada como la plaza de los Mártires, en Trípoli (Libia), el 9 de septiembre de 2011. EFE/Archivo

El Gobierno de Trípoli va a reclamar a Mauritania la extradición de Abdulá al Senusi, director de la inteligencia militar durante el régimen de Muamar el Gadafi, para ser juzgado en Libia, aseguró hoy el ministro libio de Justicia, Khelifa Achour.

"Este individuo ha cometido crímenes y masacres antes y durante la revolución. Pedimos a todos, especialmente a nuestros hermanos mauritanos que nos entreguen a este criminal para que responda por ellos ante la justicia libia", dijo Achour a la televisión catarí Al Yazira.

Al Senusi, considerado el brazo derecho del dictador libio, fue detenido anoche en el aeropuerto de Nuakchot, adonde llegó en un vuelo procedente de la ciudad marroquí de Casablanca, informaron hoy a Efe fuentes de seguridad de la capital mauritana.

"Es una nueva victoria para la revolución libia", dijo el ministro antes de señalar que las autoridades libias están en contacto con las mauritanas para conocer las circunstancias y los detalles de la detención de Al Senusi.

En noviembre pasado, responsables del Consejo Nacional Transitorio (CNT) libio anunciaron que Al Senusi había sido capturado en el sur del país, aunque esa información no fue nunca confirmada.

Cuñado de Gadafi y considerado su más fiel colaborador, Al Senusi fue el responsable de los servicios de inteligencia militar desde 2002 hasta la caída del régimen.

En 1999, fue condenado en rebeldía por la justicia francesa por el atentado contra el avión de la compañía UTA en el que murieron 170 personas en 1989 en un vuelo entre Brazaville y París.

Las autoridades libias acusan a Al Senusi de ser el cerebro de la matanza, en 1996, de 1.200 personas, esencialmente opositores de Gadafi, en la prisión de Abou Salim.

El pasado 27 junio, cuando la revolución libia se encontraba en pleno apogeo, la Corte Penal Internacional emitió un orden de arresto contra él por crímenes contra la Humanidad.