Archivo de Público
Sábado, 17 de Marzo de 2012

La OCDE pide a China que desvíe dinero de sus empresas estatales a educación

EFE ·17/03/2012 - 11:32h

EFE - El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Ángel Gurría. EFE/Archivo

El secretario general de la OCDE, el mexicano José Angel Gurría, pidió hoy a China que dedique parte del dinero que habitualmente reinvierte en sus empresas estatales en mejorar el sistema educativo del país, ya que "ha de construir una economía basada en el conocimiento y la innovación".

"Avanzar en productividad y competitividad es esencial para que el crecimiento de China sea más equilibrado, por lo que debe invertir más en la mejora de su riqueza humana, en lo social, en lugar de reinvertir en sus compañías estatales", subrayó Gurría.

El mexicano es uno de los participantes en el Foro de Desarrollo de China, organizado por el Gobierno del país asiático y que este fin de semana reúne a empresarios de algunas de las mayores multinacionales del mundo y representantes de organizaciones internacionales.

Gurría indicó que China ya es un importante inversor en educación, como prueba el hecho de que sea el segundo país del mundo con mayor porcentaje de presupuesto para esta partida (un 2 por ciento del estatal) o que estudios presenten a los estudiantes de Shanghai como los mejor preparados del mundo.

Sin embargo, subrayó que "aún hay mucho que hacer y han de tomarse más iniciativas".

El político mexicano se mostró de acuerdo con el reciente informe del Banco Mundial (BM) sobre la economía china, en el que la institución financiera proponía a China que redujera el monopolio estatal en muchos sectores, incluido el bancario, la energía o las telecomunicaciones, tradicionalmente dominados por el régimen comunista.

En todo caso, Gurría subrayó que "mientras la recuperación económica es frágil en muchos países, la base del crecimiento chino sigue siendo sólida, lo cual es una buena noticia para todo el mundo", e incluso preocupaciones macroeconómicas de 2011 para Pekín, como la inflación, se reducen en la segunda economía mundial.

También afirmó que el crecimiento chino ha de respetar más el medio ambiente, si bien en el turno de preguntas, al ser inquirido por el futuro de la energía nuclear en el mundo tras el accidente del año pasado en Fukushima (Japón), se mostró partidario de que ésta mantenga su importancia.

"El impacto de Fukushima amainará, hemos de seguir adelante, y seguramente algunos países que tomaron decisiones drásticas contra ella podrían revisarlas", aseguró el representante mexicano.