Archivo de Público
Sábado, 17 de Marzo de 2012

Cae una red que fabricaba y vendía en webs potenciadores sexuales ilegales

EFE ·17/03/2012 - 09:52h

EFE - Una persona muestra una pastillas rojas de venta ilegal. EFE/Archivo

La Policía Nacional ha desarticulado una red que fabricaba potenciadores sexuales ilegales, sin ningún control médico o sanitario, para luego venderlos y distribuirlos internacionalmente a través de varias páginas web.

La operación, denominada "Elevador", ha permitido la detención de ocho personas y la incautación de 110.000 dosis de supuestos anabolizantes y fármacos ilegales utilizados como potenciadores sexuales, que podrían tener en el mercado un valor superior al millón de euros.

Además, se han bloqueado numerosas cuentas bancarias y se han intervenido bienes inmuebles y vehículos valorados en 3,5 millones.

Los detenidos compraban en el extranjero las sustancias necesarias para la elaboración de estos estimulantes sexuales, masculinos y femeninos. Los adquirían en países como Estados Unidos, Malasia, Reino Unido o Tailandia.

Recibían los productos a través de distintas empresas de paquetería y los almacenaban en tres locales, que han sido desmantelados, y que están ubicados en las localidades malagueñas de Torremolinos y Coín, donde ellos mismos fabricaban y preparaban los potenciadores.

La red distribuía los productos con la venta a través de distintas páginas web y utilizando distribuidores o proveedores en otros países, que también vendían los productos prohibidos a través de sus propias web.

Para dar una apariencia legal a estas actividades ilícitas, los arrestados crearon un entramado mercantil con el fin de justificar los grandes ingresos obtenidos y adquirieron diversas propiedades en paraísos fiscales.

Los integrantes de la red contaban con un alto nivel de vida y adquirieron numerosos inmuebles, vehículos de alta gama y propiedades en el extranjero -algunas en paraísos fiscales como Panamá- para dificultar cualquier tipo de seguimiento patrimonial.

La red contaba con asesoramiento y participación tanto en España como en el exterior, pero además algunos de ellos tenían un gran conocimiento mercantil-financiero.

La política "empresarial" que desarrollaban era muy agresiva, con una clara intencionalidad de expansión, procurando la adquisición de nuevos productos y contactando con otros miembros de la organización en el exterior.

La operación ha sido realizada por agentes del Grupo I de la Sección de Consumo, Medio Ambiente y Dopaje, -adscrito a la UDEV Central de la Comisaría General de Policía Judicial-, y los Grupos I y III de la UDYCO Costa del Sol.