Viernes, 5 de Octubre de 2007

China prohíbe el sexo explícito en radio y televisión

EFE ·05/10/2007 - 12:40h

EFE - Un visitante en la Sexpo, una exposición sobre el sexo que se hace en Singapur. EFE

Nada de sonidos provocadores, anuncios de sujetadores, productos que despierten el apetito sexual, ni escenas con contenidos picantes.

Así es la nueva censura del Gobierno chino sobre los programas de radio y televisión, que deben crear un ambiente "armonioso y cultural" para la sociedad.

Según las últimas medidas de la Administración Estatal de Radio, Cine y Televisión (SARFT, en inglés), los medios de comunicación no podrán transmitir contenidos "sexualmente explícitos" ni material "pornográfico", porque ello "contamina el entorno social y daña la reputación de las instituciones de radiodifusión".

En las últimas semanas, varias emisoras de radio y televisión han sido penalizadas y censuradas en diversas regiones del país, debido a la dura normativa impuesta por Pekín, que ha sido reforzada semanas antes del XVII Congreso del Partido Comunista de China (PCCh, en el poder desde 1949), que se celebrará el próximo día 15.

No sólo quedan censuradas las imágenes picantes de mujeres con poca ropa o las escenas de sexo, sino también los "sonidos sexuales provocadores".

"Anuncios que contentan sonidos sexuales provocadores o un lenguaje tentador, así como publicidad vulgar para el aumento de pecho o ropa interior femenina quedan prohibidos a partir de este momento", sentenció la SARFT en uno de sus más recientes comunicados.

Así, los chinos ya no pueden ver anuncios de sujetadores, ni cualquier publicidad que intente venderles los milagrosos resultados de productos para aumentar el apetito sexual, como tónicos o juguetes para mayores.

Para la SARFT, estos anuncios "no sólo engañan a los consumidores y dañan la salud de la gente, sino que contaminan el ambiente social, además de corromper las buenas costumbres sociales y perjudicar la credibilidad de las industria de radio y televisión".

Un total de 1.466 anuncios valorados en más de 266.000 dólares (unos 187.000 euros) han sido prohibidos desde el pasado mes de agosto, según datos de la administración.

Además, programas de cazatalentos a lo "Operación Triunfo" no pueden emitirse en horario de máxima audiencia desde el 1 de octubre y los concursantes tienen prohibido coquetear entre sí, así como divulgar rumores negativos sobre sus compañeros.

Entre las nuevas regulaciones relacionadas con los programas en busca de nuevos talentos, la SARFT prohibió también la votaciones de la audiencia a través de mensajes de teléfono móvil, líneas telefónicas o internet.

No quedarán exentos de censura los "reality shows", que según su contenido estarán totalmente prohibidos en los medios de comunicación estatales, como uno que seguía el día a día de un participantes que quería hacerse una operación de cambio de sexo.

Hasta el momento, varios altos cargos de emisoras de radio y canales televisivos han sido criticados, suspendidos de sus funciones o transferidos a otros puestos de trabajo, según los primeros castigos impuestos por las nuevas reglas del juego.

Desde principios de septiembre, once emisoras de radio han sido castigadas por emitir programas con contenido sexual, puesto que para la SARFT, el cometido de los medios es crear "un ambiente armonioso y cultural para los jóvenes".