Archivo de Público
Viernes, 16 de Marzo de 2012

Francia deja en libertad bajo control a la presunta etarra Oxandabaratz

Embarazada de ocho meses, deberá presentarse cada semana en la comisaría de su lugar de residencia

EFE ·16/03/2012 - 20:29h

El Tribunal de Apelación de París ha dejado en libertad bajo control judicial a la presunta etarra Ihintza Oxandabratz, arrestada a mediados de diciembre en la localidad vascofrancesa de Saint Jean Pied de Port.

La sala toma esta decisión tras examinar la petición de libertad solicitada por la defensa, que había sido rechazada la semana pasada por el juez de instrucción pero aceptada por el juez de las libertades y de la detención, han indicado fuentes de la familia de la acusada.

Oxandabaratz, embarazada de ocho meses y encarcelada hasta ahora en el servicio de maternidad de la cárcel de Fleury Mérogis, a las afueras de París, deberá presentarse cada semana en la comisaría de su lugar de residencia, Saint-Jean-Pied-de-Port, y no estará autorizada para salir de esa región.

La joven, de 31 años de edad y de nacionalidad francesa, fue detenida junto con el también presunto etarra Julen Mujika. El Tribunal de París les abrió a ambos una investigación preliminar por asociación de malhechores con fines terroristas, el pasado 17 de diciembre.

Oxandabaratz ya había sido arrestada en dos ocasiones

Cerca de 800 personas se manifestaron ese mismo día para protestar contra su detención, reclamada igualmente este mes por el diputado centrista Jean Lassalle en un mensaje enviado al juez antiterrorista Christophe Teissier.

Su arresto tuvo lugar por instrucción de la juez antiterrorista Laurence Le Vert en el marco de la investigación sobre cuatro escondites de ETA encontrados en el departamento de Herault, en el sur de Francia, en agosto 2009, donde fueron intervenidos unos 330 kilos de explosivos.

Oxandabaratz ya había sido arrestada en octubre de 2003 en una amplia operación con 34 detenidos porque su nombre aparecía en la documentación incautada al exdirigente etarra Ibón Fernández Iradi, alias 'Súsper'. Entonces quedó en libertad bajo control judicial tras haber sido imputada, entre otros, por cargos de terrorismo. Asimismo, volvió a ser detenida en septiembre de 2007 en el marco de una investigación por actos de violencia contra intereses inmobiliarios y turísticos en el País Vasco francés, y como en la otra ocasión, volvió a salir en libertad.