Archivo de Público
Viernes, 16 de Marzo de 2012

BBVA confía en que España inicie un periodo de crecimiento sostenido en 2013

EFE ·16/03/2012 - 12:27h

EFE - El presidente del BBVA, Francisco Gonzalez. EFE/Archivo

El presidente de BBVA, Francisco González, ha mostrado hoy su confianza en que España iniciará un "periodo de crecimiento sostenido" en 2013, cuando se empezará a ver la luz al final del túnel, aunque para ello será necesario continuar con las reformas económicas porque "queda mucho por hacer".

"Si perseveramos, en 2013 comenzaremos a ver los frutos y el inicio de un periodo de crecimiento sostenido", ha asegurado el presidente en la junta de accionistas de la entidad, que se celebra en Bilbao y se retransmite para la prensa en Madrid.

El máximo ejecutivo de BBVA ha explicado que "afortunadamente" España está entre los países europeos cuyos nuevos gobiernos han decidido afrontar los problemas y tomar "medidas valientes".

En su opinión, todas estas medidas, que "van en la buena dirección", empiezan a cambiar de manera positiva la percepción de España y ello se refleja en una relajación en las tensiones financieras.

Sin embargo, González ha pedido al Gobierno que siga trabajando para corregir las "profundas debilidades estructurales" de España convencido de que el próximo año comenzarán a dar sus frutos.

Además, ha añadido, "todos tenemos que colaborar y perseverar en el duro camino de ajustes y reformas profundas. Si no lo hacemos, Europa fracasará y España dará un gran salto atrás".

Pero ha advertido de que "no hay atajos" y nadie puede tener una visión regional, sino que se debe apostar por ser "más austeros, flexibles y competitivos", porque "desgraciadamente" no hay otra opción que aplicar "muchos ajustes y reformas profundas".

En cualquier caso, en un tono optimista, ha incidido en que la crisis ofrece a España la oportunidad de afrontar las profundas debilidades que le restan capacidad de competir, aumentan su vulnerabilidad y potencian los impactos negativos de la crisis.

En el plano europeo, ha advertido de que el Viejo Continente, ante "la lentitud desesperante" para tomar decisiones, se encuentra en un "círculo vicioso" caracterizado por las debilidades de gobernanza, altos déficit y niveles crecientes de deuda pública que reducen el crecimiento económico.

No obstante, el presidente del BBVA cree que "políticos y ciudadanos son conscientes de todo lo que nos jugamos".

Y como prueba de ello: los cambios de gobierno en los países con mayores problemas, -el sur de Europa e Irlanda-, el rescate a Grecia o la creación del llamado fondo de cortafuegos.

Pero también la ampliación por parte del BCE de la cuantía y plazo de financiación de los bancos, aunque ha avisado de que "la liquidez hay que pagarla y los deberes hay que hacerlos".

En cuanto a BBVA, González ha hecho hincapié en que a pesar de que la crisis está siendo "larga y muy dolorosa", desde que asumió la presidencia a principios de 2000 "nunca" ha visto al banco "tan fuerte y con tanto futuro como hoy".

Así ha definido como "imbatible" la posición en la que se encuentra BBVA, entidad que mantendrá una posición "muy sólida" de capital y superará "sin ninguna dificultad" los requerimientos de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) en junio, incluso tras la compra de Unnim.

Y todo ello permite mantener una retribución total por dividendo de 0,42 euros por cada acción de BBVA, "un grupo muy fuerte y con gran futuro" según las palabras de su presidente.