Archivo de Público
Jueves, 15 de Marzo de 2012

La masacre a civiles en Siria marca el aniversario de las revueltas

Grupos de rebeldes descubren 23 cadáveres con signos de tortura en Idleb, según los opositores Comités de Coordinación Local

EFE ·15/03/2012 - 22:38h

Un niño refugiado sirio se asoma desde su tienda de campaña en un campo de refugiados en Turquía, hoy.-Aykut Unlupinar/EFE

Nuevas masacres de civiles denunciadas por la oposición y una masiva marcha organizada en Damasco por el régimen en apoyo al presidente Bachar al Asad han marcado el primer aniversario del levantamiento popular en Siria.

Grupos de rebeldes han descubierto este jueves 23 cadáveres con signos de tortura en Siria, cerca de una granja en Idleb, según los opositores Comités de Coordinación Local. El control de la ciudad, situada en la frontera con Turquía, fue recuperado ayer por el Ejército sirio tras varios días de ofensiva.

De acuerdo con su relato, los cadáveres hallados llevaban las manos esposadas y los ojos vendados. El médico que los examinó ha determinado que fueron golpeados antes de ser ejecutados con un disparo en la cabeza.

En Idleb también perdieron la vida al menos 14 personas más en ataques del régimen, mientras que otras cinco perecieron en Hama (centro), tres en Deraa (sur), tres en Homs (centro), dos en la periferia de Damasco y una en Alepo (norte).

El Ejército sigue bombardeando localidades próximas a Homs

El 'número 2' del Ejército Libre Sirio (ELS), Malek Kurdi, ha explicado que las tropas de Al Asad lanzaron varias operaciones de represión y quemaron cadáveres en Idleb, ciudad sometida a un cruento asedio que recuerda al que sufrió la localidad de Homs semanas atrás. Los rebeldes se hallan a las afueras de esta localidad y se preparan para librar nuevos combates contra el Ejército, que prosigue con el bombardeo a localidades cercanas como Jan Sheijun.

Kurdi ha anunciado que el ELS ha capturado a un general del Ejército sirio y dado un plazo de 72 horas al régimen para que libere a algunos detenidos en Duma, en la periferia de Damasco, si quiere evitar su ejecución.

El militar rebelde ha justificado la acción con el argumento de que al aumentar el número de presos en las cárceles sirias, sus fuerzas deben tomar este tipo de medidas para liberarlos, y ha advertido de que no será la última vez que el ELS capture a miembros de las Fuerzas Armadas.

El régimen saca músculo

En el primer aniversario de las protestas, el régimen ha querido hacer una demostración de fuerza congregando a decenas de miles de personas en las calles de Damasco para mostrar su apoyo a Al Asad.

Numerosos jóvenes han tocado eufóricos las bocinas de los vehículos, han coreado lemas como 'Somos tus hombres, Bachar' y han portado banderas sirias e imágenes de Al Asad. La televisión oficial siria ha mostrado imágenes de marchas similares que tuvieron lugar en otras grandes ciudades como Latakia y Alepo, ésta última la segunda en importancia del país.

En el plano exterior, Amnistía Internacional insistió este lunes en que el régimen sirio es responsable de poner fin a las violaciones de los derechos humanos y de cesar la violencia contra los civiles.