Archivo de Público
Jueves, 15 de Marzo de 2012

Decenas de miles de personas se manifiestan en Budapest a favor y en contra de Orban

EFE ·15/03/2012 - 20:32h

EFE - El primer ministro húngaro, Viktor Orbán (c), pronuncia un discurso durante la celebración de la Fiesta Nacional de Hungría en la plaza Kossuth de Budapest hoy, jueves 15 de marzo de 2012. Este año se conmemora el 164 aniversario de la revolución húngara de 1848 contra la dinastía de los Habsburgo.

Decenas de miles de personas se manifestaron hoy en Budapest con motivo del Día Nacional de Hungría a favor y en contra del gobierno conservador nacionalista del primer ministro, Viktor Orbán.

En un discurso ante sus seguidores en la plaza enfrente del Parlamento, el controvertido primer ministro aseguró que Hungría "no será una colonia" y que nunca renunciará a su Constitución, que ha sido criticada en algunos puntos por los socios comunitarios como contraria a los valores europeos.

"No queremos la ayuda ajena y no solicitada que quiere dirigir nuestra mano", dijo Orban en la plaza Kossuth donde, según el partido conservador Fidesz, se reunieron hasta 250.000 personas.

El primer ministro exigió además que no se aplique a Hungría una "doble moral", en alusión a la sanción anunciada por el Consejo de ministros de Finanzas (Ecofin) al suspender el desembolso de 495 millones de euros en fondos de cohesión por su déficit excesivo.

Por otra parte, en la céntrica calle Szabadsajtó ("Prensa Libre", en húngaro) decenas de miles de manifestantes convocados a través de la red social Facebook protestaron contra el Gobierno.

Los oradores de la manifestación, personajes de la vida civil húngara, criticaron las polémicas leyes del gabinete conservador, como la llamada "ley mordaza", que según los manifestantes limita la libertad de prensa, además de otros leyes que afectan la judicatura y las iglesias.

Como parte del mitin, los opositores saludaron al "Presidente de la República Alternativo", al rapero "Dopeman", elegido en una votación en internet.

Los organizadores de la manifestación opositora aseguran que acudieron unas 100.000 personas a su marcha.

La fiesta nacional de Hungría conmemora el aniversario de la revolución de 1848 contra el dominio de los Habsburgo.