Archivo de Público
Jueves, 15 de Marzo de 2012

La Policía noruega admite que se vio sobrepasada ante los atentados

"Cada minuto fue un minuto demasiado largo" reconoce el director del cuerpo policial

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·15/03/2012 - 19:17h

Breivik compareciendo en Oslo, el pasado mes de febrero.-Lise Aserud/AFP

La policía noruega se ha disculpado por no actuar con más rapidez para frenar la masacre en la que Anders Behring Breivik asesinó a 69 personas en Utoya y a otras ocho en el centro de Oslo con una bomba.

El informe presentado por la Comisión de evaluación interna admite que el sistema de alarma nacional no funcionó y que hubo fallos en la comunicación interna entre las distintas dependencias policiales y con otras autoridades, familiares de las víctimas y la opinión pública. Los damnificados en particular y, en general, los habitantes de Noruega, conmocionados por la peor tragedia del país desde la Segunda Guerra Mundial, ya habían denunciado la lenta respuesta del cuerpo de seguridad.

"En nombre de la policía noruega, me gustaría disculparme por no atrapar antes al atacante", ha dicho el director del cuerpo policial, Oeystein Maeland. "Hoy podemos afirmar con seguridad que la Policía no tenía la dimensión adecuada para manejar todas las consecuencias de un acto extremo como el que nos afectó", ha añadido antes admitir que, aunque es "problemático señalar decisiones personales o circunstancias individuales que con seguridad podrían haber llevado a detenerlo antes", "no se puede excluir que hubiera alternativas que podían haber salvado vidas".

"No se puede excluir que hubiera alternativas que podían haber salvado vidas", dice Maeland

El jefe de la Policía noruega ha mencionado, por ejemplo, el hecho de que la lancha usada por las fuerzas especiales para llegar a la isla de Utoya nuafragase a mitad de camino por exceso de peso y obligase a usar un barco de un particular, causando una pérdida de tiempo.

Un equipo de la policía especial de Oslo tardó aproximadamente una hora en llegar por coche y barco al lugar del encuentro juvenil del Partido Laborista después de que se escucharan los primeros tiros. "Cada minuto fue un minuto demasiado largo", ha dicho Maeland tras remitir un informe en el que la oficina nacional de policía dio una lista de docenas de formas para mejorar la respuesta a futuros ataques. "Es una carga pesada saber que podían haberse salvado vidas si el agresor hubiera sido detenido antes", ha lamentado Maeland.

Una comisión independiente designada por el Gobierno evalúa la respuesta policial

Entre los 54 puntos a mejorar que señala el informe se menciona, por ejemplo, que hubo que haber llamado antes los helicópteros y que se tardó demasiado tiempo en procesar las informaciones de testigos con la descripción de Breivik después del atentado contra el complejo gubernamental de Oslo.

El jefe del distrito de policía donde ocurrió la masacre, Sissel Hammer, ha apuntado que la policía "teóricamente" podía haber acortado el ataque de Breivik en 16 minutos si la respuesta hubiera sido perfecta, aunque, ha aseverado, no ha se ha podido determinar el número de vidas que podrían haberse salvado.

El servicio de seguridad nacional de Noruega, un organismo separado, tenía previsto presentar el viernes su propia autocrítica en la que admitiría su debilidad a la hora de recopilar información y analizarla, ha informado el diario Aftenposten. Además del informe policial, un comité parlamentario y una comisión independiente designada por el Gobierno están también evaluando la respuesta policial.

Las palabras de Maeland y Hammer contrastan con las que hace tres meses pronunció el jefe de la Comisión evaluadora, Olav Sonderland, quien entonces aseguró que la Policía no había cometido ningún error, algo que provocó fuertes y generalizadas críticas.