Archivo de Público
Jueves, 15 de Marzo de 2012

FUCI anima a los usuarios a que cambien de banco para mejorar sus condiciones

EFE ·15/03/2012 - 09:24h

EFE - Un cliente muestra su tarjeta de crédito. EFE/Archivo

La Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI) ha hecho hoy un llamamiento a los consumidores para que comparen las distintas ofertas bancarias que hay en el mercado y elijan aquella que mejor se adecúe a sus intereses.

Con motivo de la celebración del Día Mundial de los Derechos del Consumidor, el presidente de FUCI, Gustavo Samayoa, ha esgrimido que "ha llegado el momento de terminar con la situación de superioridad de los bancos".

"Los consumidores deben tomar las riendas de su gestión financiera y entablar negociaciones con sus entidades para conseguir mejorar sus condiciones, así como comparar éstas en otras entidades para conseguir las que mejor les convengan", ha indicado.

Samayoa ha recordado que una reciente encuesta elaborada por FUCI ha puesto de manifiesto que solo un 38 % de los encuestados está satisfecho con su banco y que seis de cada diez españoles está dispuesto a cambiar de entidad si mejoraran las condiciones de su hipoteca y un 29 % si no le cobraran comisiones.

En este sentido, ha expuesto que hay multitud de ofertas en el mercado que se pueden adecuar mejor a cada situación que la que tengan contratada por lo que ha animado a los usuarios a que cambien de banco.

Ha agregado, no obstante, que es preciso comparar las distintas ofertas y comprobar antes de cambiarse si tienen algún tipo de penalización por ello, ya que eso podría ocasionar que la nueva oferta encontrada no compense realmente.

Por ejemplo, en el caso de cambiar por mejorar las condiciones de la hipoteca no solo hay que considerar el hecho de que el interés sea menor, también hay que mirar cuáles son los gastos de subrogación, notaría y gestoría y quién los paga, ha apuntado Samayoa.

Por último, FUCI ha elaborado una serie de recomendaciones que deben tener "muy en cuenta" los consumidores antes de contratar cualquier producto con su banco.

Entre ellas, pedir que la información se dé de manera clara y detallada puesto que los documentos escritos sirven como prueba en caso de problemas posteriores para poder reclamar y leer bien las cláusulas de aquello que se está contratando sin pasar por alto la llamada, aunque prohibida, letra pequeña.

La plataforma recomienda preguntar en el banco todas las dudas que se tengan y asegurarse de entender las condiciones asociadas al producto que se contrata.

Comprobar que lo que se ha hablado previamente coincide plenamente con lo que se ha plasmado en el contrato que se va a firmar, y, finalmente, no dudar en pedir asesoramiento a los gabinetes jurídicos de las asociaciones de consumidores.