Archivo de Público
Miércoles, 14 de Marzo de 2012

Netanyahu afirma que "Gaza es Irán" y que sacará al terror iraní de la franja

EFE ·14/03/2012 - 11:26h

EFE - El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. EFE/Archivo

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aseguró hoy que "Gaza es Irán" y prometió que su gobierno acabará con la influencia de ese país en la franja palestina.

"El elemento dominante que mueve los acontecimientos en Gaza no es el asunto palestino, lo que ocurre en Gaza es Irán. Concienciaros de eso. ¿De dónde vienen los cohetes? De Irán. ¿De dónde viene el dinero? De Irán. ¿Quién entrena a los terroristas? Irán. ¿Quién construye las infraestructuras? Irán. Y muchas veces, ¿quién da las órdenes? Irán", afirmó Netanyahu en una comparecencia en la Kneset.

El jefe del gobierno israelí dijo a los parlamentarios: "Gaza es una posición avanzada de Irán. Espero que todos entiendan hoy que las organizaciones terroristas en Gaza, Hamás, la Yihad y también Hizbulá en Líbano, actúan bajo el paraguas de Irán. Y ahora, imagínense que ese paraguas fuera nuclear", informó su oficina en un comunicado.

"Piensen que detrás de estas organizaciones actúa un estado que llama a nuestra destrucción y que esté armado con armas nucleares. ¿Están dispuestos a aceptarlo? Yo no. Todo líder responsable entiende que no podemos dejar que eso ocurra", añadió.

Netanyahu consideró un fracaso la retirada israelí de las colonias judías en Gaza en 2005.

"Dijeron que la retirada unilateral de Gaza abriría el camino a la paz. ¿Qué camino? ¿Qué paz? Lo que ha ocurrido es que Irán ha entrado en Gaza y nosotros lo vamos a sacar de allí", declaró.

La intervención de Netanyahu ante los parlamentarios tiene lugar un día después del regreso a la calma en la región, tras cuatro días de enfrentamientos entre las milicias palestinas y el Ejército israelí en Gaza y sus alrededores que ha provocado la muerte de 26 palestinos y heridas a alrededor de 80 palestinos y una decena de civiles en el lado israelí.

La oleada de violencia, se inició con el asesinato el viernes por Israel del secretario general de los Comités de la Resistencia Popular, Zuhair al Qaisi, y finalizó en la madrugada del martes, tras llegar las partes a un acuerdo de alto el fuego con ayuda de la mediación egipcia.

Desde que entró en vigor la tregua, el martes a la una de la madrugada, las milicias han lanzado contra el territorio israelí ocho cohetes (frente a los doscientos de los cuatro días anteriores), que no han provocado daños ni heridos, y la aviación militar israelí ha llevado a cabo un bombardeo en la franja, que tampoco ha causado víctimas.