Archivo de Público
Miércoles, 14 de Marzo de 2012

Detenidas catorce personas por estafas a través de internet

EFE ·14/03/2012 - 11:50h

EFE - El subdelegado del Gobierno en Ciudad Real, Fernando Rodrigo Muñoz, ha informado hoy sobre una operación coordinada por la Guardia Civil y la Policía Nacional de la provincia que se ha saldado con la detención de catorce personas pertenecientes a una banda dedicada a la estafa bancaria a través de internet.

Un total de catorce personas de nacionalidad española y nigeriana, pertenecientes a una banda dedicada a la estafa bancaria a través de internet, han sido detenidas en una operación coordinada por la Guardia Civil y la Policía Nacional de Ciudad Real.

El subdelegado del Gobierno en la provincia, Fernando Rodrigo Muñoz, ha explicado hoy que la operación se ha saldado con catorce detenciones, dieciséis registros domiciliarios y la recuperación de dos mil objetos que habían sido comprados por internet de forma fraudulenta para su posterior venta.

La operación, en la que han participado medio centenar de guardias civiles, comenzó el pasado mes de octubre gracias a la denuncia del propietario de una tienda virtual con sede en Ciudad Real y ha permitido la recuperación de 2.000 objetos, entre televisores, teléfonos móviles, decodificadores de TDT, cámaras de foto y vídeo, 'home cinema' de alta gama, así como relojes de marca y joyas.

La organización delictiva utilizaba el conocido método del 'skimming', consistente en obtener información de la banda magnética de una tarjeta de crédito para poder realizar compras fraudulentas vía internet.

Los detenidos se habían apoderado de 72 datos de tarjetas electrónicas de bancos con sede en Estados Unidos y realizaban las compras en tiendas virtuales de España (cuarenta operaciones) o Europa (cuatro operaciones).

El 'modus operandi' era "muy complejo", lo que demuestra que era un grupo perfectamente organizado y con la finalidad clara de delinquir" y constaba de tres fases.

En la primera se hacía la captación de la numeración en la tarjeta, luego se realizaba la compra 'on line' y después se vendían a bajo precio.

Además, el subdelegado ha señalado que realizaban la compra a través de redes wifi cercanas a sus domicilios "para no poder detectar sus ip" (dirección del ordenador) y también intentaban evitar dejar rastros a la hora de recibir la compra.

El Juzgado de Instrucción número 4 de Ciudad Real se ha encargado del caso.