Archivo de Público
Martes, 13 de Marzo de 2012

Lesiones infantiles granjas EEUU cuestan 1.400 mln dlrs por año

Reuters ·13/03/2012 - 22:26h

Por Frederik Joelving

Más de 26.000 niños y adolescentes se lesionan cada año en las granjas de Estados Unidos, lo que equivale a un costo en salud de 1.400 millones de dólares, según un estudio publicado en Pediatrics.

Menos de un tercio de los accidentes fueron laborales; 84 fueron fatales. La estimación, la primera sobre la cantidad de lesiones infantiles fatales y no fatales asociadas con la vida de granja estadounidense, se realizó con los resultados de las Encuestas 2001-2006 de Lesiones Pediátricas en el Campo.

Las lesiones fatales representaron unos 420 millones de dólares, incluidos los salarios perdidos y el valor del dolor y el sufrimiento.

"El costo de las lesiones pediátricas en el campo es enorme y se compara con los costos de los riesgos, como el envenenamiento infantil no intencional o las lesiones laborales con agujas", informó el equipo de Eduard Zaloshnja, del Instituto Pacífico para la Investigación y la Evaluación en Beltsville, Maryland.

En el 2001, 1,1 millones de niños y adolescentes de Estados Unidos vivían en granjas. El 14 por ciento de las lesiones necesitaron internación, comparado con el 1,4 por ciento de las lesiones pediátricas del país.

"Las lesiones durante el trabajo en el campo suelen ser más graves que las lesiones en otras poblaciones", dijo Dennis J. Murphy, experto en seguridad del trabajo agrícola de Pennsylvania State University, University Park, y que no participó del estudio.

"Son comunes debido a los equipos que se utilizan y que pueden causar desgarros fácilmente", precisó.

El estudio demuestra que las lesiones fatales ocurrieron principalmente por el uso de maquinaria, fuego y explosiones. Las caídas y el transporte fueron las causas más comunes de lesiones no fatales.

"En las granjas, los niños están expuestos a muchos peligros, pero también a muchas cosas buenas. Aprenden la cultura del trabajo y la responsabilidad", dijo Murphy.

Consideró que los padres deberían prestar más atención a la seguridad de sus hijos en las granjas y no dejarlos manejar equipos o realizar tareas para las que no están preparados.

"La mayoría de los padres casi siempre sobreestiman las habilidades de sus hijos en las tareas. Los niños no deberían apurarse en querer hacer trabajos de adultos, como operar un tractor u otros equipos", agregó.

Las estimaciones fueron en dólares al 2005, sin incluir los costos del trabajo de la policía o los bomberos, ni el daño a la propiedad o la asistencia psicológica después de un accidente.

FUENTE: Pediatrics, online 12 de marzo del 2012.