Archivo de Público
Martes, 13 de Marzo de 2012

Leonardo da Vinci resucita en las Fallas con una gran cabeza de 10 toneladas

EFE ·13/03/2012 - 13:44h

EFE - Detalle de varios petardos mojados en las fiestas de Fallas. EFE/Archivo

La gigantesca cabeza de diez toneladas de peso que representa a Leonardo da Vinci, la pieza principal del monumento de la comisión Na Jordana, se ha convertido en una de las grandes protagonistas de las Fallas de Valencia de este año.

Esta comisión de la Sección Especial, ubicada en el casco viejo de la ciudad, ha apostado por un monumento elaborado al 90 por ciento en madera y regresa, así, a la tradición de los artesanos falleros, rompiendo con el extendido uso del poliestireno expandido.

Las cifras de la cabeza de Leonardo marean: ocupará en altura y en volumen el espacio equivalente a una finca de siete pisos, ya que tiene veintitrés metros de alto y se han tenido que emplear siete millones de grapas para ajustarla.

En declaraciones a Efe, Manuel García, el artista fallero encargado de esta enorme figura, señala que se trata de la más "grande, espectacular y difícil" de las que ha hecho hasta ahora en su larga trayectoria profesional, pues entre otros retos ha tenido que colocar 35.000 kilos de lastre en la base para que pueda aguantar la figura.

Para construir la gigantesca cabeza de Leonardo, hecha de una única pieza, García ha necesitado veinte metros cúbicos de madera de pino y de chopo, y cinco personas han estado ensamblando varetas "sin parar" durante más de seis meses: unidas en línea, alcanzarían una longitud de 240 kilómetros.

Por su parte, los miembros de la comisión se muestran encantados con el resultado: su presidente, Pere Borrego, cuenta que la falla, con figura incluida, era un estudio que ya tenía hecho "el maestro", en alusión al artesano fallero.

"Nos interesó porque siempre llevamos un camino dirigido entre fallas y cultura", explica.

La falla, que lleva por lema este año el lacónico "Leonardo da Vinci", incluirá todos los inventos del genio: "Los vamos a llevar a la época actual porque todo sirve para todo lo que está sucediendo socialmente en estos momentos en nuestro país", según Borrego.

"Estamos acostumbrados a llevar una línea diferente de lo que se hace en otras fallas", añade el presidente de una de las comisiones tradicionalmente más visitadas y fotografiadas de las Fallas.