Archivo de Público
Martes, 13 de Marzo de 2012

El Ecofin insta a España y otros 11 países con desequilibrios a corregirlos

EFE ·13/03/2012 - 13:24h

EFE - La ministra danesa de Economía, Vestager Margrethe (d), charla con el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn (i), durante la reunión de ministros de Economía de la UE (Ecofín) en Bruselas, Bélgica.

Los ministros de Finanzas de la UE han pedido hoy a los 12 países en los que la Comisión Europea ha observado desequilibrios macroeconómicos, entre ellos España, que corrijan en sus próximos programas nacionales de reforma y de estabilidad y convergencia los problemas detectados.

El pasado 14 de febrero, la Comisión Europea anunció que la situación macroeconómica en España, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Dinamarca, Finlandia, Francia, Italia, Hungría, Eslovenia, Suecia y el Reno Unido requiere una investigación profunda.

Con esa investigación, la Comisión Europea espera poder determinar si esos países registran desequilibrios potencialmente dañinos para su economía, la del conjunto de la UE y especialmente de la zona euro.

De no corregirse los desequilibrios macroeconómicos, podrían tener que hacer frente a cuantiosas multas.

Los ministros de Finanzas afirmaron hoy que esos países deben corregir sin esperar al resultado de la investigación en profundidad de la Comisión Europea los problemas detectados en el informe en sus próximos programas de reforma nacional y de estabilidad y convergencia.

Este informe es parte de la reforzada gobernanza económica, que prevé sanciones para los países de la zona euro por incumplir los límites de déficit y deuda, y registrar graves distorsiones en el plano macroeconómico.

Para esta primera radiografía, la Comisión se ha basado en diez indicadores: la evolución del desempleo; la balanza de pagos; la posición neta de inversión internacional; las cuotas de mercado de las exportaciones; los costes laborales unitarios; los tipos de cambio efectivos; deuda del sector privado; flujo de crédito en el sector privado, precios de la vivienda y la deuda pública.

España suspende en seis de ellos: la balanza por cuenta corriente, la posición neta de inversión internacional, la cuota de mercado de las exportaciones, la deuda pública, la deuda del sector privado y el desempleo.

Después de este primer paso, la Comisión elaborará las revisiones por países que servirán de base para posibles recomendaciones con el fin de corregir los desequilibrios o prevenir que ocurran.

Esas propuestas se presentarán en el contexto del Semestre Europeo, es decir en mayo o junio.

Si los desequilibrios son graves o pueden poner en riesgo el funcionamiento adecuado de la Unión Económica y Monetaria, la Comisión puede recomendar la apertura de un Procedimiento por Desequilibrio Excesivo a un país.

Entonces, ese país tendrá que detallar las medidas que promoverá y las fechas en las que pretende corregir las distorsiones, aunque a diferencia del procedimiento por déficit excesivo, el calendario es más flexible.

En última instancia, la Comisión puede pedir un depósito generador de intereses que, en una segunda fase, puede convertirse en una multa de hasta el 0,1 % del PIB, lo que equivaldría en el caso de España a unos 1.000 millones de euros.

Por su parte, el Ecofin ha valorado la intención de la Comisión Europea de elaborar más análisis en 2012 sobre las implicaciones de grandes superávit por cuenta corriente, los vínculos comerciales y financieros entre países con superávit y déficit, y de evaluar vías para impulsar mayores equilibrios, principalmente en la zona euro y dentro del contexto global.

La Comisión también pretende analizar la divergencia en la actividad económica entre los estados miembros.