Archivo de Público
Lunes, 12 de Marzo de 2012

Rehn y Juncker confían en cerrar este mes el refuerzo de los fondos de rescate

EFE ·12/03/2012 - 23:54h

EFE - El presidente del Eurogrupo y primer minsitro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, habla con el comisionado europeo de asuntos monetarios, Olli Rehn, durante una conferencia de prensa al finalizar el consejo de ministros del Eurogrupo.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, y el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, confiaron hoy en que la UE podrá aprobar el refuerzo de los mecanismos de rescate de la zona euro a finales de este mes.

"Confío en que alcanzaremos un acuerdo sobre el reforzamiento para finales de mes, todavía en marzo", señaló Rehn en una conferencia de prensa al final de la reunión de ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo).

Explicó que el refuerzo de los cortafuegos es necesario para completar la respuesta a la crisis tras la "acción decisiva" tomada por países como España e Italia y la liquidez que el Banco Central Europeo (BCE) ha transmitido al sistema financiero en las últimas semanas.

El refuerzo de los cortafuegos de la eurozona "es un elemento indispensable" dentro de esta actuación, afirmó el comisario.

Antes de la reunión, Juncker propuso que la decisión sobre el refuerzo de los dos mecanismos de rescate de países en dificultades se tome en el Eurogrupo del próximo 30 de marzo que se celebrará en Copenhague.

Juncker dijo tras el Eurogrupo que en Copenhague se decidirá también sobre el calendario del pago de los dos tramos de capital para el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) que los países del euro van a aportar durante este año.

"Estoy totalmente convencido de que lograremos los resultados que todos esperan" de nosotros, afirmó.

Hasta el momento se han puesto sobre la mesa tres opciones para reforzar los fondos de rescate.

La primera consiste en permitir que el FEEF, que vencerá en 2013, ejecute hasta el final los programas de asistencia de Irlanda, Portugal y Grecia mientras se desarrolla en paralelo la estructura del MEDE, que entrará en vigor en julio, como recordó recientemente Fekter.

La segunda prevé que el FEEF se integre en el MEDE, pero que el dinero que le queda se pierda, de manera que el techo global de ambos se sitúe en 500.000 millones de euros, como estaba previsto hasta ahora.

La tercera opción, y la que más se está discutiendo, es sumar los fondos que quedan del FEEF a los del MEDE, de forma que la eurozona disponga de una capacidad de intervención de 750.000 millones de euros.