Archivo de Público
Lunes, 12 de Marzo de 2012

Absuelto un médico militar egipcio por un test de virginidad

Reuters ·12/03/2012 - 14:07h

Un tribunal militar egipcio declaró inocente el domingo a un médico del Ejército acusado de llevar a cabo de manera forzosa una prueba de virginidad a una detenida durante las manifestaciones del año pasado, dijo una fuente judicial, en un caso que ha desatado la ira contra los generales en el poder.

La activista Samira Ibrahim, que desafió los tabúes en este país musulmán conservador al plantear su caso, dijo que se vio obligada a someterse a una prueba de virginidad en marzo del año pasado, después de ser arrestada durante una manifestación en la plaza Tahrir de El Cairo.

El caso de Ibrahim y otros similares desataron las críticas a los generales que se hicieron con el control de Egipto después de que el presidente Hosni Mubarak dejara el poder el 11 de febrero de 2011 por un levantamiento popular.

"El médico militar Ahmed Adel fue declarado no culpable en el caso de las pruebas de virginidad por los relatos contradictorios de los testigos", dijo la fuente judicial militar, que pidió no ser identificada.

La agencia estatal de noticias confirmó la sentencia y añadió que los relatos de tres testigos se contradijeron con el de un cuarto.

Ibrahim declinó hacer declaraciones a Reuters tras la sentencia.

En el exterior del tribunal, unas 30 personas se congregaron gritando: "Abajo el mandato militar" y "Demandamos dignidad y cambio. En vez de eso, desnudaron a nuestras chicas en Tahrir".

La controversia sobre las pruebas de virginidad ganó fuerza después de que el año pasado la cadena de televisión CNN citara a un general que dijo que se llevaron a cabo para demostrar que las mujeres no eran vírgenes cuando eran arrestadas, para que así luego no pudieran decir que fueron violadas mientras estaban en custodia.

Posteriormente, un oficial militar negó que se hubieran hecho esas declaraciones.

Ibrahim fue condenada a un año de prisión suspendida por insultar a las autoridades, participar en una asamblea ilegal y violar el toque de queda.

En diciembre, un tribunal civil emitió una orden prohibiendo al Ejército llevar a cabo esta práctica y un oficial militar judicial dijo entonces que los casos de supuestas pruebas forzosas de virginidad habían sido transferidos al Tribunal Supremo Militar.