Archivo de Público
Lunes, 12 de Marzo de 2012

El teatro se postra ante Julia Gutiérrez Caba

La veterana actriz recibe el Max de Honor en un momento en el que reconoce sentirse ya cansada de las tablas

EFE/PÚBLICO.ES ·12/03/2012 - 11:01h

Julia Gutiérrez Caba (Madrid, 1932) ha sido galardonada con el Max de Honor 2012, un premio que recibirá el día 30 de abril por una vida entera dedicada a la interpretación, una intachable carrera, su vinculación constante al teatro y sólido bagaje en el cine y la televisión y su amplio registro.

Sin embargo, a Gutiérrez Caba el galardón le pilla de retirada. En una entrevista a EFE reconoce que no le apetece "nada" subirse otra vez a un escenario, a pesar de que su teléfono no pare con ofertas de teatro, que no de cine o televisión. "Eso sí que me gustaría", admite.

"El teatro es mi vida pero requiere mucha dedicación y disciplina y estoy perezosa y poco motivada". Pero, por supuesto, recibe el Max de Honor feliz y encantada porque "es el oficio de la familia", la profesión que han ido "heredando" desde que su bisabuelo la adoptara.

Con nostalgia recuerda como hubo una época en la que "hacía dos funciones y al terminar la segunda me ponía a ensayar la siguiente. Terminaba a las tres de la mañana y dos horas después estaba rodando con Bardem. Uff, qué palizas, me mareaba y todo, pero así era la vida".

El cine y la televisión le parecen "mejores" ahora porque, argumenta, "un día grabas y al siguiente te repones". En el cine no quiere dar nombres de con quién le gustaría o le habría gustado trabajar pero cuando se le menciona a Pedro Almodóvar se ríe y admite que "eso sí sería una experiencia, algo divertido".

Gutiérrez Caba, que ha interpretado más de 50 obras de teatro en sus seis décadas de profesión, pertenece a la cuarta generación de una saga iniciada por el intérprete de zarzuela Pascual Alba Sors en el siglo XIX.

Una carrera imparable desde los 50

Pertenece a una de la sagas más reconocidas de la interpretación española. Hija de los actores Emilio Gutiérrez e Irene Caba Alba; sobrina de Julia Caba Alba y hermana de Irene y Emilio Gutiérrez Caba, en 1951 hizo su debut en escena como meritoria en la obra Mariquilla terremoto, de la compañía Catalina Bárcena. Muy pronto se convertiría en una prestigiosa actriz teatral, comenzando así una larga y firme trayectoria en el mundo de la interpretación.

Ha representado a los autores dramáticos más grandes

A lo largo de su carrera ha representado obras de Miguel Mihura, Jacinto Benavente, Alfonso Paso, Antonio Gala, Juan José Alonso Millán, Santiago Moncada, Adolfo Marsillach, Agatha Christie, Bernard Shaw, Eugene O'Neill y Anton Chejov, entre otros.

Entre los trabajos en los que ha mostrado su característica sobriedad destacan Las entretenidas (1962), A Electra le sienta bien el luto (1965), Flor de Cactus (1966), Luz de gas (1967), Cuarenta quilates (1970), La profesión de la señora Warren (1973), Las tres gracias de la casa de enfrente (1975), Petra Regalada (1980) o El jardín de los cerezos (1986).

En 1970 creó su propia compañía de teatro junto con su marido, el director teatral Manuel Collado Álvarez, fallecido en 2009. Su trabajo ha sido reconocido con los premios Miguel Mihura (1978), Casa del Actor (2003), Ercilla (2004) y Mayte de Teatro (2006). Su último trabajo en el ámbito teatral fue Madame Raquin, de Emile Zola, por el que fue finalista al Premio Max a la Mejor Actriz Protagonista en 2002.

Debutó en el cine de la mano de Juan Antonio Bardem y en 2000 recibió el Goya como actriz secundaria

En el cine se inició en 1960 con Juan Antonio Bardem con A las cinco de la tarde, un papel que le reportó el premio Sant Jordi un año después. Tras La gran familia y Nunca pasa nada, entre otras, se centró en su actividad teatral y no volvió al cine hasta 1997, con La herida luminosa, de José Luis Garci, un director a cuyas órdenes hizo también You're the one, por la que obtuvo el Goya a la Mejor Actriz de Reparto en 2000. En 2010 participó junto a Belén Rueda en Los ojos de Julia, de Guillem Morales.

En televisión dio sus primeros pasos a las órdenes de Jaime de Armiñán a comienzos de los 60 con la serie Confidencias y con Adolfo Marsillach en Silencio, y se convirtió en una asidua de Primera Fila o Estudio 1, entre otros programas. Al igual que le pasó con el cine, dejó la pequeña pantalla durante veinte años para centrarse en su actividad teatral.

Llevó el teatro también a la televisión en 'Primera fila' y 'Estudio 1'

Volvió en 2003, con Los Serrano, y recientemente ha participado en Águila roja como la madre de Gonzalo de Montalvo, que vive en la mendicidad sin que el protagonista de la serie conozca su existencia. A pesar de ello, anuncia, ha decidido que no grabará más episodios de la exitosa serie de TVE, porque con lo que ha hecho, dice, "ya ha estado bien".

Es Premio Nacional de Teatro (1970), Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes (1994), Premio Nacional de Teatro Pepe Isbert. Amigos de los Teatros de España -AMITE- (2001), Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo (2006), Fotograma de Plata a Toda una vida (2007) y Medalla de Honor del Círculo de Escritores Cinematográficos (2011).