Archivo de Público
Sábado, 10 de Marzo de 2012

Los bomberos toman el control de los incendios del Lleida y Girona

Además, ha quedado extinguido el incendio declarado ayer en montes de Valverde de Balboa y continúan los trabajos para apagar el fuego de La Ribagorza, en Huesca

EFE ·10/03/2012 - 19:22h

- Robin Townsend (EFE) - En el vertedero de Solius de Girona donde ha ardido una parte importante de la maquinaria pesada.

Tras la fuerte amenaza de los últimos incendios, los bomberos han conseguido tomar la iniciativa y han pasado a controlar el fuego. El último incendio activo en el Pirineo leridano se encuentra en fase de control, mientras que el que afecta a Girona está prácticamente controlado, aunque la Generalitat espera para confirmarlo a conocer si finalmente se produce o no un cambio en el viento.

Además, ha quedado extinguido el incendio declarado ayer en montes de Valverde de Balboa (León), que movilizó a efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME).

Mientras, continúan los trabajos de extinción para apagar el fuego que azota la comarca de La Ribagorza (Huesca), y que provocó el desalojo de cerca de un centenar de vecinos de hasta catorce núcleos de población.

Los bomberos de la Generalitat tienen en fase de control el incendio forestal de Gerri de la Sal (Lleida), el único activo en el Pirineo leridano ya que otros tres están definitivamente apagados.

Los vecinos de Cala Girverola de Tossa de Mar han podido volver a sus casas Fuentes del Gobierno de Aragón han precisado que estas condiciones climáticas más favorables han permitido un mejor trabajo de los medios aéreos que luchan contra el fuego en esta zona del Pirineo aragonés.

Su trabajo y el de las unidades terrestres ha hecho posible que los vecinos de dos de los catorce núcleos desalojados el jueves hayan podido volver a sus casas, así como abrir la carretera N-260, que permanecía cerrada.

En Girona, también han regresado a sus viviendas los vecinos de la urbanización Cala Giverola de Tossa de Mar, que fueron desalojados anoche a causa de un incendio que asoló unas 500 hectáreas.

La Dirección General de Protección Civil de la Generalitat mantiene en fase de emergencia el Plan Infocat, y los diferentes efectivos continúan con la labor de apagar las llamas en previsión de que el viento, que ha amainado, pueda regresar esta tarde y avive el fuego.

También en Girona, otras 120 personas, vecinos de Llagostera que tuvieron que abandonar sus domicilios por un fuego que amenazaba sus casas, están regresando a sus domicilios desde primer hora de la tarde.

Quienes todavía permanecen evacuados son los ochenta residentes del núcleo de Fontbona que han pasado la noche en un pabellón municipal de Llangostera y que están a la espera de regresar a sus viviendas.

Aunque el fuego está ya casi controlado en Girona, el director de los Servicios Territoriales de Interior de la Generalitat en esta provincia, Albert Ballesta, ha informado de que se mantienen efectivos para "remojar el terreno" e impedir que se reavive algún foco.