Archivo de Público
Jueves, 8 de Marzo de 2012

El ministro Margallo excluye a Siria de una reunión con los embajadores árabes

EFE ·08/03/2012 - 19:38h

EFE - El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo en el Pleno del Congreso, donde el Gobierno defiende hoy, jueves, 8 de marzo de 2012, la convalidación del decreto ley de la reforma Laboral.

El ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ofreció hoy un almuerzo a los embajadores árabes acreditados en España, con excepción del de Siria, quien no fue invitado por mantenerse fiel al régimen de Bachar al Asad.

García-Margallo quiso hacer patente la condena por la violencia y la represión con las que el Ejército de Al Asad está aplacando las protestas de los opositores, que ha causado más de 7.500 muertos desde que estalló la revolución en Siria hace un año.

El embajador sirio en Madrid, Hussam Edin Aala, se mantiene en su puesto, aunque el Ministerio español de Asuntos Exteriores le ha convocado en varias ocasiones en los últimos meses para transmitirle su protesta.

España ha anunciado el cierre de su oficina diplomática en Damasco, si bien dos funcionarios se incorporarán a la delegación de la Unión Europea para seguir desarrollando su actividad diplomática.

El conflicto en Siria ocupó un papel central en el almuerzo con los embajadores árabes, celebrado en el Palacio de Viana de Madrid, sede del Ministerio, según señaló la Oficina de Información Diplomática en un comunicado.

García-Margallo alabó la iniciativa de paz de la Liga Árabe, que defiende la destitución de Al Asad y la convocatoria de elecciones libres, y garantizó que España colaborará "activamente" con el llamado Grupo de Amigos de Siria, constituido en Túnez el pasado 24 de febrero.

En cuanto a Irán, el ministro confió en que las últimas sanciones impuestas por la ONU y la UE al régimen de Teherán "le empujen a regresar a la mesa de negociaciones".

España cree que "Irán tiene derecho a un programa nuclear con fines civiles, pero éste debe desarrollarse en estricto cumplimiento del Tratado de No Proliferación y de las resoluciones del Organismo Internacional de la Energía Atómica", afirmó la nota.

En presencia del embajador de Palestina, Musa Amer Odeh, el titular español de Exteriores animó a israelíes y palestinos a continuar las negociaciones de paz para lograr la solución de los dos Estados y que puedan convivir en paz y seguridad.

También manifestó el compromiso español "firme e inequívoco" con las transiciones democráticas que hay en marcha en países como Egipto, Túnez o Libia.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, García-Margallo reconoció el "papel fundamental" que este colectivo ha desempeñado en estas revoluciones y deseó que "el impulso que han sabido imprimir a las primaveras árabes se consolide".

La situación política en el Magreb, a la vista del acercamiento entre Marruecos y Argelia, y la Unión para el Mediterráneo fueron otros asuntos de debate.

García-Margallo destacó el "lugar prioritario" que el mundo árabe ocupa en la política exterior española y recordó que su primer viaje al exterior y el del jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, han sido a países de esta región.

En el almuerzo, participaron el secretario de Estado español de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, y el secretario general de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Gonzalo Robles.

El encuentro de hoy se enmarca en la ronda de contactos que García-Margallo lleva a cabo con los embajadores por áreas geográficas.

En citas anteriores, se reunió con los representantes diplomáticos de los países de la UE y de Iberoamérica.