Archivo de Público
Jueves, 8 de Marzo de 2012

Grecia, cerca de un acuerdo con el 80% de sus acreedores

La gran mayoría de los acreedores privados aceptarían una quita en sus bonos

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·08/03/2012 - 19:21h

Varias personas caminan junto a una oficina del Banco Nacional de Grecia.- Simela Pantzartzi

Grecia podría alcanzar hoy un acuerdo con una gran mayoría - entre el 75% y el 80% según diferentes medios de comunicación- de sus acreedores privados. La agencia Reuters también ha dado cifras de en torno al 75% citando fuentes del Gobierno griego. Estos aceptarían una quita a sus carteras de deuda griega.

Los acreedores privados tienen hasta a las 20.00 horas GMT de este jueves para sumarse al programa del Gobierno heleno de reestructuración de su deuda, que exige que al menos una participación del 66,7% de la deuda para que Grecia pueda recibir el segundo rescate de 130.000 millones de euros.

Según el sitio web 'bankingnews.gr', entre el 78% y 79% de los 206.000 millones de euros de deuda griega que son susceptibles de una quita habrían aceptado participar en el programa. Entre estos, de los 177.400 millones de euros que se encuentran bajo soberanía griega, alrededor de 143.000 millones habrían confirmado su participación, lo que equivale a más del 80%, según el portal 'in.gr'.

Sin embargo, una aceptación de en torno al 80% estaría por debajo del objetivo del 90% que se ha marcado por el Gobierno heleno para los bonos bajo soberanía griega, y obligaría a activar las cláusulas de acción colectiva (CACs), que forzarían la participación de todos los acreedores regidos por la legislación helena en la operación de intercambio de deuda.

La quita supondrá una pérdida de valor real en las carteras de deuda de entre el 73% y el 74%

Esto implicaría que la participación del sector privado ya no sería voluntaria, sino obligatoria, y sería considerado un evento de crédito por la Asociación Internacional de Derivados y Swaps (ISDA por sus siglas en inglés), lo que activaría los seguros de impago (CDS).

La oferta de canje de bonos planteada por Atenas con el beneplácito de la Unión Europea supondrá una quita del 53,5% en los bonos soberanos griegos y una pérdida de valor real en las carteras de deuda soberana de Grecia de entre el 73% y el 74%.

Las entidades españoles podrían perder 330 millones

Las grandes entidades del sector financiero español cuentan en sus balances con 439,8 millones de euros de deuda soberana de Grecia, por lo que podrían llegar a perder hasta 329,8 millones si aceptan la quita propuesta por el Gobierno heleno, según informaron a Europa Press en fuentes financieras.

La entidad que más deuda griega acumula en su cartera es Mapfre, que cuenta con 251,6 millones de euros. Ahora bien, el todavía presidente de la aseguradora, José Manuel Martínez, aclaró, durante la presentación de resultados de 2011, que la entidad tiene una cobertura del 50% del valor nominal, que alcanza el 70% con el aumento de dotaciones genéricas desde junio a 55,8 millones de euros (frente a los 40 millones de ese mes).

Mapfre cuenta con 251,6 millones de euros en deuda griega

Santander tiene una exposición de 84 millones en bonos soberanos del país heleno. Fuentes de la entidad puntualizaron que no se trata de una exposición directa, pues se articula a través de productos financieros que a su vez están invertidos en este tipo de deuda. Por ello, las mismas fuentes justificaron que el banco presidido por Emilio Botín no se tenga que pronunciar sobre si aceptará o no el canje ofrecido por Grecia.

BBVA, que sí que ha confirmado su participación en la quita, tiene 100 millones en deuda helena, en tanto que Caixabank acumula en su cartera 4,2 millones. La entidad liderada por Isidro Fainé tiene esta exposición a través de Invercaixa Gestión. Por otro lado, Bankia y Popular han eliminado de sus carteras los bonos griegos.

El director general de Regulación del Banco de España, José María Roldán, defendió el pasado mes de septiembre en Londres que la exposición de la banca española a la deuda soberana de Grecia, Irlanda, Italia y Portugal no es relevante. En concreto, cifró en 448 millones de euros la deuda soberana en los balances de las entidades españolas.