Archivo de Público
Jueves, 8 de Marzo de 2012

El BCE no toca los tipos de interés

Los mantiene al 1%, nivel históricamente bajo en el que están desde diciembre. La entidad monetaria prevé una recesión del -0,1% en 2012

EFE ·08/03/2012 - 14:02h

AFP PHOTO / DANIEL ROLAND - Mario Draghi, presidente del BCE.

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha dejado hoy inalterados los tipos de interés en el 1% y esperará a ver los efectos de la segunda inyección de liquidez a tres años en la economía real.

El BCE informó en Fráncfort de que también mantuvo la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos durante un día, en el 1,75%, y la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 0,25%. Asimismo el Banco de Inglaterra mantuvo los tipos de interés en el 0,5% y dejó inalterada la dotación de su programa de emisión de dinero para la reactivación del mercado crediticio.

El BCE publica hoy también sus nuevas proyecciones macroeconómicas, de crecimiento e inflación. La entidad monetaria europea prevé que la economía de la zona del euro sufra una suave recesión este año. En concreto, el BCE prevé que la zona euro caiga hasta el -0,1% en 2012, según ha anunciado su presidente, Mario Draghi, tras la reunión de su consejo.

Estos datos contrastan con las previsiones de diciembre, que esperaba un crecimiento medio del 0,3%. Además, el BCE ha elevado sus previsiones de inflación por la subida del petróleo.

Además, en una rueda de prensa en la sede central en Fráncfort, el presidente del BCE, Mario Draghi, dará previsiblemente detalles del canje de sus tenencias de títulos de deuda soberana griega para evitar que Grecia aplique la reestructuración obligatoria, las cláusulas de acción colectiva.

La reunión del consejo de gobierno del BCE se produce horas antes de que venza el plazo para que los acreedores privados digan definitivamente si aceptan voluntariamente la quita de la deuda de Grecia.

"El BCE ha elegido centrarse en la provisión de liquidez, mediante préstamos a tres años a los bancos. Esto ha aliviado las presiones de liquidez para los bancos, mejorado la confianza inversora y bajado notablemente la rentabilidad de los bonos en Italia y España", considera la asesora económica de la consultora Ernst & Young Marie Diron.

"Todavía es demasiado pronto, pero parece que esta operación de refinaciación a largo plazo ha evitado una crisis del crédito seria, que hubiera llevado a la zona del euro a una profunda depresión", según Diron.

Pese a la estabilización de la economía de la zona del euro, todavía son necesarios unos tipos de interés muy bajos que apoyen el crecimiento económico. La economía de la zona del euro afronta condiciones muy desafiantes con programas de austeridad presupuestaria que representan más del 1% del Producto Interior Bruto (PIB), un creciente aumento del desempleo y baja concesión de créditos pese a las acciones del BCE, dijo Diron.