Archivo de Público
Jueves, 8 de Marzo de 2012

Mil mujeres mueren al día en el parto o por complicaciones del embarazo

Con motivo del Día de la Mujer, las organizaciones humanitarias recuerdan que muchas de estas muertes se pueden evitar

PÚBLICO.ES ·08/03/2012 - 12:01h

Mil mujeres fallecen diariamente durante el parto o por complicaciones del embarazo.

Mil mujeres al día mueren durante el parto o por complicaciones asociadas al embarazo. Son datos de la Organización Mundial de la Salud que hoy, Día Internacional de la Mujer, se encargan en recordar diversas asociaciones humanitarias. Entre ellas, Médicos Sin Fronteras, que ha presentado un informe en el que recuerda que muchas de estas muertes se pueden evitar

El documento, titulado Reducir la mortalidad materna en situaciones de crisis, incide en la difícil situación que afrontan las mujeres en doce de los países donde trabaja y alerta para que en lugares como Pakistán, Somalia, Sudán del Sur o Haití se preste "una mayor atención a la asistencia obstétrica de urgencia, particularmente cuando surgen complicaciones". 

"El momento más crítico para las vidas de las madres y de los bebés tiene lugar en los momentos anteriores al parto, durante el mismo o en los instantes inmediatamente posteriores", explica el informe. "Es a lo largo de esas horas cuando se producen la mayoría de las muertes asociadas a la gestación"

La encargada de Salud Sexual y Reproductiva de Médicos Sin Fronteras, Olivia Hill, explica que "un 15% de todos los embarazos presentan complicaciones que pueden acabar con la muerte de la madre". Hill pide que las mujeres tengan "acceso a atención obstétrica urgente de calidad, tanto si viven en Madrid o Barcelona, como en Puerto Príncipe o Mogadiscio". "Es una realidad a la que hay que enfrentarse por igual, ya sea en un hospital moderno de cualquier ciudad española o en hospitales de zonas de conflicto, campos de refugiados o lugares que hayan sufrido el más devastador de los terremotos". 

Además, las organizaciones denuncian que los riesgos del embarazo se acentúan en contextos de crisis humanitaria aguda porque, "a la vulnerabilidad implícita en la gestación y el parto, se suman el conflicto, la falta de suministros médicos o de personal cualificado, el derrumbe de las estructuras de salud o la dificultad para acceder a ellas". "Como consecuencia", añaden, "el número de mujeres embarazadas que pierden la vida se dispara".