Archivo de Público
Miércoles, 7 de Marzo de 2012

ACTUALIZA 1-Encarcelan en Francia a jefe de firma implantes PIP

Reuters ·07/03/2012 - 22:45h

(Actualiza con comentarios abogado, detalles)

Jean-Claude Mas, el francés que desencadenó una alarma mundial de salud al vender implantes de mamas de calidad inferior, fue encarcelado por no pagar su fianza, dijo el miércoles una fuente judicial.

Mas fue puesto en libertad tras ser detenido por la policía el 27 de enero bajo la condición de pagar una fianza de 100.000 euros (131.600 dólares) y tenía prohibido abandonar el país y reunirse con ex ejecutivos de su compañía Poly Implant Prothese (PIP), ahora cerrada.

Está acusado de causar daños corporales, aunque no está siendo investigado por un cargo más grave de homicidio involuntario.

La fuente judicial dijo que Mas fue encarcelado el martes por la noche.

Las autoridades francesas han sido criticadas por tardar demasiado en reaccionar a un caso que ha sembrado el pánico entre decenas de miles de mujeres que tienen los implantes. Inspectores franceses ordenaron su retiro del mercado en marzo del 2010, debido a preocupaciones sobre su calidad.

Sin embargo, no fue hasta diciembre cuando se recomendó su retiro quirúrgica, lo que provocó una alarma entre pacientes de todo el mundo que habían recibido productos de una compañía que alguna vez fue la tercera mayor suministradora global.

Una fuente cercana a la defensa dijo que Mas no pudo pagar una parte de su fianza y ofreció su apartamento como garantía, pero fue rechazado.

Apelará la decisión y ofrecerá su apartamento de nuevo. Si la apelación es rechazada, Mas puede permanecer en prisión preventiva por no más de cuatro meses, según la fuente.

Sin embargo, un abogado de la demanda civil, Laurent Gaudon, dijo que Mas no había querido pagar la fianza.

"No quiere que su fortuna se gaste en daños causados a las víctimas y deliberadamente eligió no pagar la fianza", dijo a Reuters TV.

Abogados de mujeres en Francia que han presentado demandas por los implantes de PIP se mostraron satisfechos con el arresto y dijeron que Mas, de 72 años, debía responder ante la justicia.

Establecer una fecha para un juicio podría demorar años, debido a la extensión de la investigación.

Mas, quien vendió unos 300.000 implantes en todo el mundo, reconoció que usó silicona industrial no aprobada pero descartó los temores de que significara un riesgo para la salud.