Archivo de Público
Miércoles, 7 de Marzo de 2012

Muchos retoman el deporte tras trasplante osteocondral de rodilla

Reuters ·07/03/2012 - 22:25h

En un estudio reciente, cuando se utilizaron alotrasplantes para reparar defectos condrales u osteocondrales de rodilla en un grupo de atletas, casi el 90 por ciento pudo retomar la práctica de manera "limitada" y cerca del 80 por ciento pudo volver al deporte con el nivel previo a la lesión.

El equipo del doctor Aaron J. Krych, de la Clínica Mayo, Rochester, Minnesota, revisó los resultados obtenidos en 43 atletas con defectos condrales y osteocondrales de rodilla aislados tratados con un alotrasplante osteocondral fresco.

Todas las determinaciones funcionales (score de actividades diarias, IKDC y escala de Marx) revelaron una mejoría significativa desde el inicio del tratamiento hasta el último control de seguimiento, publicó The American Journal of Sports Medicine.

En los 2,5 años de seguimiento, 38 de los 43 atletas (88 por ciento) retomaron la práctica deportiva y 34 de 43 (79 por ciento) lo hicieron con el nivel previo a la lesión.

Los atletas retomaron la práctica a los 9,6 meses del trasplante osteocondral, un intervalo similar a los 9,3-10 meses publicados para las microfracturas y los 6-9 meses publicados para los trasplantes osteocondrales autólogos, y más rápido que el de 18 meses registrado para el implante autólogo de condrocitos.

Seis de los nueve atletas que no pudieron recuperar la capacidad atlética total después de la cirugía realizaban entre una y tres prácticas por mes; dos lo hacían entre uno y tres veces por semana, y uno lo hacía entre cuatro y siete días por semana.

Dos factores de riesgo significativos para no volver a practicar deporte fueron tener por lo menos 25 años de edad y haber tenido síntomas durante más de un año.

Un estudio aleatorizado publicado en el 2005 también había hallado resultados positivos del alotrasplante osteocondral.

Gudas et al, de Lituania, dividió a un grupo de 60 atletas menores de 40 años en dos grupos: al azar, a uno se le realizó un trasplante osteocondral y al otro, una microfractura.

A los tres años, resonancias magnéticas revelaron un nivel de reparación excelente o buena en el 94 por ciento de los pacientes con un trasplante osteocondral y en el 49 por ciento de los atletas con una microfractura.

Además, el 93 por ciento del grupo trasplantado retomó las actividades deportivas con el mismo nivel previo a la lesión, comparado con el 52 por ciento del grupo tratado con microfracturas.

El equipo concluyó entonces: "El alotrasplante osteocondral para tratar los defectos condrales y osteocondrales de rodilla en los atletas mejora la tasa de regreso a la práctica deportiva".

FUENTE: Am J Sports Med, 2012.