Archivo de Público
Miércoles, 7 de Marzo de 2012

La responsable de la ONU se encuentra un barrio de Homs totalmente vacío

El personal del Instituto Cevantes en Damasco será evacuado de Siria, junto a los funcionarios de la Embajada

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·07/03/2012 - 16:47h

El ministro sirio de Exteriores, Walid al Mualem, durante el encuentro que ha mantenido con la subsecretaria general para Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, Valerie Amos. EFE

La responsable de Asuntos Humanitarios de la ONU, Valerie Amos, que comenzaba hoy su misión en Siria, se ha encontrado a su llegada al barrio de Baba Amr de Homs, uno de los más devastados por los bombardeos de los últimos días, un paisaje prácticamente desierto tras los combates entre las tropas del régimen y los rebeldes.

Amos, acompañada de una delegación humanitaria, entró en el devastado Baba Amr con el fin de evaluar la situación actual y las necesidades de la población civil, pero halló un barrio fantasma.

La portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja en Ginebra, Carla Haddad, explicó que los miembros de la Media Luna Roja siria sólo permanecieron 45 minutos en el barrio y no distribuyeron ayuda al comprobar que "la gran mayoría de sus habitantes han huido o lo han abandonado".

Tras una breve inspección, Amos se dirigió a otros vecindarios de la ciudad, entre ellos la cercana pedanía de Abel, donde las organizaciones humanitarias han centrado sus esfuerzos porque allí se hallan más de 450 familias que salieron de Baba Amr. Está previsto que Amos se entreviste mañana, jueves, con el responsable de la Media Luna Roja siria, Abdulrahman Atar, cuya organización coordina con el CICR la asistencia humanitaria.

Por su parte, el ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo, ha informado de que el personal del Instituto Cervantes de Damasco será evacuado en los próximos día, tal y como sucederá también con los miembros de la Embajada de España.

Ambos grupos suman trece personas y su salida de Siria tendrá lugar cuando se complete el cierre de la oficina diplomática y se resuelvan los preparativos logísticos.

"Nuevas masacres"

Hoy, el grupo opositor Comités de Coordinación Local informó de "nuevas masacres" en los alrededores de Baba Amr, donde las fuerzas del régimen asesinaron a un total de 20 personas, lo que elevó hoy a 40 la cifra de víctimas en todo el país.

Antes de partir hacia Homs, Amos se reunió en la capital siria con el ministro sirio de Asuntos Exteriores, Walid al Mualem, quien aseguró que su gobierno "facilitará" la labor humanitaria de la ONU y cooperará con el enviado internacional para Siria, Kofi Annan, cuya llegada está prevista para el sábado.

Annan, máximo responsable de la ONU entre 1997 y 2006, se entrevistará mañana con el secretario general de la organización panárabe, Nabil al Arabi, y el viernes con varios cancilleres árabes.

Damasco asegura que "facilitará" la labor humanitaria internacional en Siria

La visita de Amos se produce después de que la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) alertase sobre el creciente número de sirios que están huyendo de su país hacia el Líbano y otros países limítrofes.

Además, está previsto que en los próximos días llegue a Siria el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan, encargado de promover una salida pacífica a la crisis siria mediante el apoyo de todas las partes implicadas en el conflicto.

Damasco, por su parte, asegura que "facilitará" el trabajo humanitario en Siria.

China y Rusia, el otro frente diplomático

Por su parte, el enviado de China, Li Huaxin, ha acudido a Damasco para entrevistarse con el titular sirio de Exteriores y presentar un plan de seis puntos para frenar la crisis y que asevera que tanto el Gobierno como la oposición deben cesar completa e incondicionalmente la violencia.

Según una nota del ministro de exteriores sirio, el régimen respondería "positivamente" al plan chino, al tiempo que rechaza cualquier interferencia extranjera.

La iniciativa china llega después de haber vetado junto a Rusia sendas resoluciones de condena al régimen sirio en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Damasco dijo que responderá "positivamente" al plan chino para frenar la crisis

Ante la presencia de responsables internacionales para mediar en el conflicto, el presidente sirio, Bachar al Asad, insistió ayer en su determinación de "seguir adelante con las reformas y hacer frente al terrorismo".

Más de 7.500 personas han muerto en Siria en los más de once meses que dura la rebelión contra el régimen de Bachar al Asad, según datos de la ONU, aunque los grupos opositores calculan que esta cifra sobrepasa los 8.500.