Archivo de Público
Miércoles, 7 de Marzo de 2012

"Me pedía fotos desnuda y me mandaba vídeos porno"

Víctimas del ciberacosador, experto en aplicaciones informáticas, relatan frente al juez cómo recibían sus amenazas

EUROPA PRESS ·07/03/2012 - 16:46h

Una de las cientos de víctimas de Jorge M.C., acusado de pornografía infantil, ha relatado al tribunal que juzga a este presunto ciberacosador cómo se hizo con sus cuentas de correo para acosarla y exigirla que le mandara fotografías desnuda. "Me pedía fotos desnuda y me mandaba vídeos porno", ha contado la joven. El procesado Jorge M.C., experto en aplicaciones informáticas, está acusado por varios delitos de revelación de secretos, pornografía infantil, contra la integridad moral y amenazas graves, por lo que se enfrenta a 359 años de cárcel.

En la segunda sesión, seis de las víctimas han expuesto a la sala cómo contactaron con el procesado mediante una red social. A raíz de ello, éste les arrebataba las cuentas de correo para acceder a sus ordenadores y sustraerlas fotos para chantajearlas. "Se enfadaba y me decía que me tenía localizada. Me costaba dormir por las noches. Quería encontrar una solución para deshacerme de este problema. Decía que me iba a mandar a mi casa fotos desnuda. Pensé que nunca acabaría el acoso", ha señalado la joven, que tenía entonces 16 años.

Además, ha reconocido que accedió a mandarle una foto mostrando sus pechos. "Era una pesadilla. Sabía que me iba a levantar y ese problema seguiría ahí", ha dicho. A la salida de su declaración, la joven ha señalado a los periodistas que se sentía impotente, ya que no sabía cómo afrontar la situación. "Es una etapa de mi vida que la quiero borrar", ha indicado.

Nulidad por volcado

Además, los agentes de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) han expuesto cómo se retiraron los elementos informáticos recopilados en la entrada y registro del domicilio del acusado en Chipiona (Cádiz). El abogado del acusado, Juan Carlos Higuera, ha interrogado a los agentes sobre el volcado de la información en Madrid, puesto que pretende que el tribunal anule el procedimiento por presuntas irregularidades en las intervenciones informáticas y en las solicitudes a Microsoft para analizar la dirección IP del ordenador del procesado.

El representante del Ministerio Público cree que "hay pruebas" contundentes contra el procesado en alusión a los númerosos vídeos de webcam que se extrajeron de su PC, así como las fotografías de las chicas. Por su parte, la abogada de las víctimas, Carmen Cárceles, se ha quejado de que el acusado esté en la calle y ha hecho un llamamiento a que este tipo de situacines no se den cuando hay tanta prueba de cargo.

En su declaración, el acusado se limitó ayer a responder con un "no" a prácticamente todo. No obstante, admitió que en algunos casos podía consultar el perfil público de las víctimas y que éstas colgaban cientos de fotos, al igual que ha añadido que consultaba páginas como 'vota mi cuerpo' en las que se conversaba sobre asuntos de índole sexual.