Archivo de Público
Miércoles, 7 de Marzo de 2012

El exdirector de Trabajo de la Junta dice que se siente inocente y responderá a lo que le pregunten

EFE ·07/03/2012 - 07:42h

EFE - El exdirector general de Trabajo de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Guerrero, sale del cuartel de la Guardia Civil de Eritaña, en Sevilla. EFE/Archivo

Sevilla 7 mar (EFE).- Francisco Javier Guerrero, exdirector general de Trabajo de la Junta de Andalucía imputado en el caso de los ERE fraudulentos, ha dicho hoy que se siente inocente y que responderá a todo lo que le pregunte la juez Mercedes Alaya.

Guerrero, principal imputado por la causa que investiga la juez de instrucción 6, ha llegado a los juzgados de Sevilla poco antes de las 10.30 horas en medio de una gran expectación de medios informativos pero no tanto de abogados, pues sólo han acudido unos 25 de los 60 personados en la causa.

A su entrada, ha dicho a los periodistas que acude ante Alaya con ganas de contar toda su verdad porque no se siente culpable y a preguntas de los periodistas ha afirmado que tenía ganas "de que llegara este día".

La juez que investiga los ERE fraudulentos tomará declaración al exdirector general de Trabajo, para lo que ha previsto dos días y ha pedido una sala de vistas con objeto de dar cabida a todos los abogados personados.

Fuentes de su defensa informaron ayer de que Guerrero tiene previsto declarar a las preguntas de la juez, del fiscal y de su propia defensa pero no al medio centenar de abogados personados en nombre de las acusaciones y de los demás imputados.

Guerrero ha comparecido hasta ahora en dos ocasiones ante la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, a quien declaró que el consejero y el viceconsejero de Empleo estaban informados de cómo se concedían las ayudas y de que en la consejería se destruyeron papeles cuando estalló el caso de los ERE fraudulentos.

Además, aseguró que José Antonio Viera, ahora diputado en el Congreso por el PSOE y entonces consejero de Empleo, era quien "dirigía realmente la política de concesión de ayudas" y que mantenía una relación de "simpatía" con los dirigentes de las empresas de la Sierra Norte de Sevilla investigadas.

En principio, la juez sólo va a interrogar a Guerrero sobre los ERE de las empresas Calderinox, ACYCO, Río Grande, Surcolor y Aglomerados Morell.

La causa por los ERE irregulares y otras ayudas de la Junta acumula ya 41 tomos, 16.000 folios, y en los últimos meses se han producido declaraciones que se han prolongado hasta la noche como la realizada el pasado 21 de diciembre por Venancio Gutiérrez, exsecretario del Ayuntamiento de Sevilla que compareció como testigo y cuyas respuestas quedaron plasmadas en 69 folios.