Archivo de Público
Miércoles, 7 de Marzo de 2012

Rehn no espera problemas en la quita griega y ni baraja un tercer salvamento

EFE ·07/03/2012 - 10:06h

EFE - El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn. EFE/Archivo

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, dijo tener informaciones que apuntan a que la quita griega se desarrollará sin dificultades y señaló que no forma parte de los que barajan la hipótesis de que sea necesario un tercer plan de salvamento.

"A partir de las informaciones que hemos recogido, el canje de deuda debería desarrollarse sin dificultades porque la operación sigue siendo interesante para el sector privado desde el punto de vista financiero", señaló Rehn en una entrevista publicada hoy por "Le Figaro".

Preguntado sobre si teme que ante la desconfianza sobre la quita de la deuda griega, a la que los inversores pueden acogerse hasta el jueves, se produzca una acción en cadena sobre los seguros por impago de deuda (CDS), respondió que "no es el escenario que privilegiamos".

El comisario europeo descartó la hipótesis de que sea necesario un tercer plan de salvamento que alimentan algunos y pidió concentrarse en la aplicación del segundo que, recordó, contempla una anulación de deudas "inédita".

Reconoció que el ajuste que se impone a Grecia es "severo pero indispensable" porque el país "ha vivido por encima de sus posibilidades durante una década larga", lo que le ha llevado a un déficit del 15 % del producto interior bruto (PIB).

También puntualizó que junto al ajuste presupuestario hay reformas estructurales que le ayudarán a recuperar "un crecimiento sano" e indicó que en los años 90 otros países como Suecia o Finlandia ya hicieron "sacrificios" para resolver sus crisis bancarias y consiguieron salir adelante.

"Para lograrlo, hace falta una fuerte unidad política", argumentó.

Rehn consideró que el riesgo de explosión de la zona euro ha quedado atrás, pero no la recesión ni el problema del paro, que "es inquietante".

"Estamos en un momento crítico en que los Estados miembros deben cumplir sus compromisos presupuestarios, hacer las reformas estructurales necesarias y reforzar el cortafuegos anticrisis con 750.000 millones de euros a escala europea", concluyó.