Archivo de Público
Martes, 6 de Marzo de 2012

Nada de manifestaciones, prostitución y nadar en zonas prohibidas en Catalunya

La Generalitat adelanta nuevas "infracciones" con la futura ley de derechos y deberes del espacio público

EUROPA PRESS ·06/03/2012 - 16:36h

Manifestantes en la plaza de Catalunya.

El consejero de Interior de la Generalitat de Catalunya, Felip Puig, ha informado este martes de que la futura ley de derechos y deberes del espacio público prevé introducir como "infracción administrativa" el ejercicio de la prostitución en las calles de los municipios.

En rueda de prensa tras el Consejo Ejecutivo, Puig ha explicado que prevén tener lista esta ley de ordenación del espacio público, que regulará las conductas en las calles, a finales de año para que inicie su trámite parlamentario. Ha recordado que el ejercicio de la prostitución no es una actividad delictiva, pero quieren "liberar el espacio público de esta actividad", después de que ya se haya limitado en las carreteras catalanas por motivos de seguridad vial.

Manifestaciones sin vándalos

Dentro de esta ley también contemplarán sancionar a los vándalos que actúan en las manifestaciones y otras concentraciones multitudinarias, como las celebraciones deportivas, aunque Puig ha puntualizado que no se tratará de multar por manifestarse. Precisamente ha indicado que esta regulación pretende que se pueda ejercer libremente el derecho a manifestación "sin la alteración de los violentos".

El consejero ha presentado el Plan general de seguridad de Catalunya 2012-2013, que prevé impulsar otras dos iniciativas legislativas: la de espectáculos y actividades recreativas, y la de modernización del sistema de seguridad, de la policía, los bomberos, protección civil y seguridad vial.

Seguridad en las playas

Dentro del plan, ha anunciado la creación de una unidad especializada de los Mossos d'Esquadra para combatir los delitos económicos como el blanqueo de capitales y la evasión fiscal, y de una oficina virtual para "luchar contra la delincuencia con impacto elevado en la actividad económica". El plan prevé implantar medidas para evitar la "ocupación indiscriminada" de inmuebles y agilizar los desalojos.

Asimismo, Puig quiere tener lista en dos o tres meses una propuesta para mejorar la seguridad de las playas, después de que el verano pasado varios bañistas murieran ahogados por nadar en zonas prohibidas. Se trataría, según el consejero, de catalogar las playas por niveles de seguridad, y para ello están abordando el proyecto en contacto con los ayuntamientos afectados, la Cruz Roja y empresas privadas de socorrismo.

El consejero quiere incrementar el prestigio de los Mossos, algo que, a su entender, pasa por "dejarles al margen" de la controversia política y darles confianza, además de evitar que haya cambios en la cúpula cada vez que hay un cambio político. Estos dos años la Consejería desplegará el plan de seguridad y atención a las víctimas de la violencia machista y doméstica, y el Servicio de información y atención a la víctima de tráfico.