Archivo de Público
Lunes, 5 de Marzo de 2012

La CE insta a España a no retrasar el abaratamiento de las tarifas de móviles

EFE ·05/03/2012 - 19:36h

EFE - Un hombre consulta su móvil ante el stand de Motorola del Mobile World Congress, en febrero de 2012, en Barcelona. EFE/Archivo

La Comisión Europea (CE) instó hoy a España a no retrasar más el abaratamiento de las tarifas de móviles al suspender los planes del regulador español de las telecomunicaciones (CMT), que preveían introducir unos precios más reducidos dentro de un año.

Así lo anunció el Ejecutivo europeo en un comunicado, en el que explica que la aplicación de estos planes queda en suspenso a partir de hoy y que negociará con la CMT durante los próximos tres meses "cómo modificar su propuesta para que se ajuste al Derecho de la Unión Europea".

En su propuesta -remitida a Bruselas en febrero-, la CMT planteaba retrasar la reducción de las tarifas hasta enero de 2014, un año después de la fecha recomendada por la CE, al alegar que una fuerte bajada de los precios en diciembre de 2012 tendría un impacto negativo sobre el sector.

Sin embargo, la Comisión Europea señaló que "no comparte este argumento" y consideró que el regulador español no ha demostrado que haya motivos para prolongar el plazo, sobre todo debido a que el periodo de adaptación para el ajuste de tarifas comenzó en 2009.

"Los consumidores españoles no tienen por qué pagar más de la cuenta por las llamadas móviles, sobre todo en un momento de dificultades para la economía nacional. El sector ha tenido ya tres años para adaptarse y no se puede justificar otro año de demora", recalcó la vicepresidenta de la CE, Neelie Kroes.

El Ejecutivo europeo ha expuesto su posición en un escrito "de serias dudas", remitido hoy a la CMT, en el que señala que su propuesta "no se ajusta a los principios y objetivos de la normativa sobre telecomunicaciones de la UE" y considera que no ha tenido en cuenta los intereses de los consumidores.

Además, en el escrito exige que "se promueva la competencia y los intereses de los consumidores en la UE, así como el desarrollo del mercado único".

La CE señaló en la nota enviada a los medios que las tarifas de terminación móvil (TTM) -las que se aplican entre sí las redes móviles por la entrega de llamadas- tienen que fijarse en un nivel equivalente a lo que le cuesta terminar llamadas en su red a un operador eficiente.

Sin embargo, en muchos países europeos, España entre ellos, las TTM son "mucho más elevadas".

La Comisión advierte de que tiene capacidad de adoptar otras medidas de armonización en forma de recomendaciones o decisiones de obligado cumplimiento en caso de que persistan a largo plazo las divergencias entre las tarifas establecidas por los reguladores nacionales.

En España, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones hizo publica el pasado 6 de febrero su propuesta de bajada de tarifas de terminación de llamadas, de entre un 75 y un 80 % sobre los precios actuales, que supone el adelanto nueve meses y medio del plazo para su aplicación respecto a la propuesta inicial.

Por otra parte, la semana pasada, en el Mobile World Congress de Barcelona, el presidente mundial de Vodafone, Vittorio Colao criticó la política de Bruselas, por considerar que ha puesto las medidas de regulación más duras en las economías más débiles como la española y dijo que la reducción de los precios de terminación de llamadas de los últimos años ha provocado una transferencia de 20.000 millones de euros del negocio móvil al fijo en Europa.