Archivo de Público
Lunes, 5 de Marzo de 2012

La oposición extraparlamentaria rusa no reconoce la victoria de Putin

EFE ·05/03/2012 - 13:35h

EFE - El expresidente ruso y actual primer ministro, Vladímir Putin ofrece un discurso a sus seguidores, durante un acto en la Plaza Manezhnaya de Moscú, Rusia tras conocer los primeros resultados electorales.

La oposición extraparlamentaria rusa aseguró hoy que no reconoce la victoria del primer ministro, Vladímir Putin, en las elecciones presidenciales del domingo, debido a las numerosas falsificaciones.

"No reconocemos como legítimos los comicios presidenciales. Se utilizaron tecnologías sucias de manipulación electoral", aseguró hoy a Efe Serguéi Udaltsov, uno de los dirigentes del comité "Por unas elecciones limpias".

Udaltsov considera que la victoria de Putin en la primera vuelta con más del 63 por ciento de los votos "es una falta de respeto a la sociedad civil rusa".

"Reforzaremos la campaña de desobediencia civil con protestas multitudinarias", adelantó.

El líder del Frente de Izquierdas adelantó que en la protesta que la oposición celebrará esta tarde en la céntrica plaza Pushkin de Moscú "se anunciarán los próximos pasos de la oposición".

Entre otras cosas, en el mitin la oposición demandará la repetición de las parlamentarias de diciembre y las presidenciales del domingo.

"Congregaremos a más de cien mil personas. Tenemos un nuevo argumento, la dudosa victoria de Putin en las elecciones presidenciales", dijo a Efe Serguéi Mitrojin, líder del partido liberal Yábloko.

La Fiscalía de Moscú advirtió hoy a la oposición más radical a Putin contra infringir la ley durante las protestas antigubernamentales.

El Ayuntamiento moscovita -que se opuso a que la oposición se concentrara en las plazas Lubianka, cerca de la Comisión Electoral, y Manezh, frente al Kremlin- ha prometido a la oposición que cerrará hoy el tráfico en algunas de las calles aledañas a la plaza Pushkin.

Los opositores habían advertido de que si en las presidenciales se repetía el fraude de las parlamentarias de diciembre, lanzarían una campaña de desobediencia civil con protestas indefinidas a escala nacional.

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, advirtió de que no permitirá la repetición de la Revolución Naranja de 2004 en Ucrania, en la que los opositores acamparon en el céntrica plaza (Maidán) de la Independencia de Kiev para denunciar fraude hasta que lograron que se repitieran las presidenciales.

"Lo seguro que no habrá un Maidán. No permitiremos que se monten tiendas de campaña en la ciudad", dijo.