Archivo de Público
Domingo, 4 de Marzo de 2012

Gómez prescinde de los críticos y aúpa a Maru Menéndez

EFE ·04/03/2012 - 09:15h

EFE - En la imagen de ayer, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, recibe la felicitación de Maru Menéndez, portavoz adjunta del PSOE en la Asamblea del Partido Socialista de Madrid, tras su intervención ante los delegados del XII Congreso Regional.

El reelegido secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha prescindido de los críticos a la hora de formar la nueva ejecutiva regional y ha aupado como "número dos" a una mujer, Maru Menéndez, que desde hace años trabaja codo con codo con él en la construcción de su proyecto político.

Maru Menéndez, diputada regional, senadora y representante del PSM en la ejecutiva federal, sustituye como secretaria de Organización a Trinidad Rollán, condenada en enero de 2011 a ocho años de inhabilitación para cargo público y ovacionada hoy por los delegados del XII Congreso Regional puestos en pie, después de que Gómez se refiriera a ella como "víctima de un sistema judicial que hay que cambiar desde abajo".

Menéndez, que fue la pasada legislatura portavoz en la Asamblea cuando Gómez todavía no era diputado, se plantea ahora dejar el cargo de portavoz adjunta para "centrar" sus esfuerzos en el partido, según ha explicado ella misma en los pasillos del hotel donde se ha celebrado el Congreso.

Su lugar en la Secretaría de Política Autonómica lo ocupa el diputado regional Óscar Iglesias, hasta ahora destacado miembro del "sector crítico", que ha sorprendido en este Congreso con su nueva posición.

La nueva ejecutiva del PSM ha recibido un respaldo del 74,37% de los delegados e incluye como vocales a tres partidarios de la candidatura de Sánchez Acera -el exalcalde de Coslada Ángel Viveros, el diputado regional Pedro Santín y exalcalde de Leganés Rafael Gómez Montoya- en una dirección que crece de 41 a 50 miembros.

Pilar Sánchez Acera, que perdió ayer el Congreso con el 41% de apoyo, frente al 59% del reelegido Tomás Gómez, será una de los cinco miembros del Comité Federal del PSOE, al igual que el exalcalde de Fuenlabrada Manuel Robles, también del sector crítico.

Sánchez Acera ha asegurado que el equipo que la ha apoyado en este proceso ha estado a disposición de Gómez para organizar los órganos del partido y ha dicho que "él sabrá con quiénes tiene que contar para sacar adelante un proyecto de suma".

En una posición delicada queda uno de los partidarios de Sánchez Acera, el portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, cuyo grupo municipal ha entrado en pleno en la ejecutiva de Gómez.

El nuevo presidente del partido es el diputado regional y exalcalde de Madrid Juan Barranco, en sustitución de la exdiputada nacional Delia Blanco, que continúa en la ejecutiva como vocal.

El también diputado autonómico y ex alcalde de Alcorcón, Enrique Cscallana, es el nuevo secretario de Comunicación, en sustitución del periodista Eduardo Sotillos.

Entre las nuevas incorporaciones destacan también las del secretario general de la agrupación de Majadahonda, Borja Cabezón, en una secretaría de Política Internacional de nueva creación; la de Carmen Bonilla (Fuenlabrada) como secretaria de Educación; Laura Oliva (Leganés) en Sanidad; el exdiputado autonómico Adolfo Piñedo en Ideas y Programas y el parlamentario José Manuel Franco en Ordenación Territorial y Medio Ambiente.

Los concejales de la capital Pedro Zerolo y Noelia Martínez han pasado de vocales a secretario de Movimientos Sociales y secretaria de Migración y Cooperación, respectivamente.

Entre las personas de confianza de Gómez que continúan en la ejecutiva destacan Eusebio González, que pasa de secretario de Sanidad y Consumo a secretario de Política Municipal; Rosa Alcalá, que continúa como secretaria de Administración y Antonio Miguel Carmona, secretario de Política Económica y Empleo.

También continúan Diego Cruz, secretario de Madrid Ciudad; Carmen Sánchez Carazo, secretaria de Políticas Sociales; y José Luis García Sánchez, como secretario de apoyo a pequeños municipios.

La nueva ejecutiva del PSM es más grande que la anterior, al pasar de 41 a 50 miembros (incluido el secretario general), de los que 21 (sin contar a Tomás Gómez) asumen alguna secretaría y 28 son vocales, frente a los 23 con secretaría y 17 vocales que había hasta ahora.

De los 50 miembros, 30 son nuevos y 20 repiten; mientras que de los 21 que forman el núcleo con áreas de gestión, diez son nuevos y once repiten.

En la clausura del Congreso, que ha reunido durante tres días a cerca de mil delegados, Gómez ha animado a sus correligionarios a mantenerse unidos y ha argumentado que la mejor contribución al PSOE y a España es "hacer bien las cosas" en la región, con el objetivo de ganar Madrid en 2015.

Los delegados del XII Congreso han aprobado también la composición de otros órganos del partido: el Comité Regional (74,43%), el Comité Federal (81,76) y la Comisión de Ética (74,26%).