Archivo de Público
Sábado, 3 de Marzo de 2012

Rajoy defiende que una huelga "es injusta y no ayuda a nadie"

El presidente del Gobierno afirma que el que quiera manifestarse, puede hacerlo, pero no servirá de nada

PÚBLICO.ES / EFE ·03/03/2012 - 21:34h

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este sábado que si los sindicatos convocan una huelga general por la reforma laboral será "injusto" y "no ayudará a nadie".

En un mitin en Lucena (Córdoba), el líder del PP ha recordado que el anterior Ejecutivo socialista aprobó dos y por una de ellas "le hicieron una huelga", y ha dejado claro que el que quiera manifestarse, puede hacerlo, pero no servirá de nada.

Hacen falta gobiernos que "tengan convicción en lo que hacen, que se lo crean", aunque sus decisiones no le gusten a mucha gente "y, seguramente, con razón", pero deben tomarse por el interés general, ha subrayado Rajoy.

El jefe del Ejecutivo ha señalado que "no se trata de dar gritos ni de decir una palabra más alta que otra", sino de actuar "con serenidad".

"No resuelve nada"

"El PSOE sabía que había que hacer una reforma"

Así, ha emplazado a las organizaciones sindicales a que si quieren dar un paso más, en alusión a una posible huelga general, "pueden hacerlo" porque se lo permite la ley, pero "no resuelve nada, es injusto y no ayuda a nadie".

De todos modos, el jefe del Ejecutivo respetará los derechos de todos y a las personas a las que no le gusta "absolutamente" la reforma laboral.

Respeta también Rajoy "lo que hace el PSOE, que sabía que había que hacer una reforma", llevó a cabo dos y "todo el mundo sabía que no era en serio".

Aunque al líder del PP le parece bien que haya protestas por la reforma, ha subrayado que su Gobierno se ha "atrevido" a llevarla a cabo "en serio" para que en España se contrate a gente y, sobre todo, a jóvenes, porque el 50% de ellos "no tiene trabajo ni posibilidad" de ello.

"En dos años se verá quién cumple"

Además, Rajoy ha reiterado que España cumplirá los objetivos de déficit marcados por la UE porque es un país "serio y decente" y ha añadido que, dentro de dos años, "se verá quién cumple o no".

El presidente ha reconocido que el Gobierno ha pedido a Europa tiempo para hacer los deberes que le demanda, pero ha dejado claro que "estamos más comprometidos, o al menos tanto como el que más, y dentro de dos años se verá quién cumple o no".

"España va a cumplir porque es un país serio y decente", ha remarcado Rajoy antes de insistir en que los compromisos de estabilidad presupuestaria son un instrumento para crear empleo, mejorar la sanidad y las pensiones. Rajoy ha querido explicar a los simpatizantes que han abarrotado el salón del hotel de Lucena donde se ha celebrado el acto lo que significa el déficit y les ha recordado que el pasado año España gastó 90.000 millones más de lo que ingresó.

"Eso es el déficit. Hay que pedirlo fuera y te lo pueden dar o no, o ponerlo -en el mercado- a un precio razonable o más caro. Por eso, no hay que dilapidar el dinero de los contribuyentes y, por eso, España asume en la UE su compromiso de cumplir los objetivos de déficit", ha subrayado.