Archivo de Público
Viernes, 2 de Marzo de 2012

Los delegados apelan a la unidad entre discrepancias por el método de voto

EFE ·02/03/2012 - 13:10h

EFE - El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba (c), junto a la vicesecretaria Elena Valenciano y al expresidente del Congreso y delegado Gregorio Peces Barba, antes del comienzo del XII Congreso Regional del Partido Socialista de Madrid, que ha quedado constituido esta tarde con 979 delegados acreditados y que mañana elegirá al nuevo secretario general entre el actual, Tomás Gómez, y la candidata Pilar Sánchez Acera.

Los delegados del 12º Congreso del PSM han llegado al cónclave apelando a la unidad pero sin ocultar las discrepancias sobre el modo de votación de su futuro líder, que los partidarios de Pilar Sánchez Acera critican porque creen que no garantiza el voto secreto, lo que niega el equipo de Tomás Gómez.

La candidatura de Sánchez Acera va a pedir a la Presidencia del Congreso que los delegados voten obligatoriamente en cabinas, para preservar su intimidad y reflexión y para garantizar el secreto, un método que ya se puso en práctica en el 38º Congreso del PSOE en Sevilla hace unas semanas.

José Vicente Espino, representante del equipo de la precandidata, se ha quejado de que al inicio del Congreso no se haya aceptado la propuesta de Sánchez Acera.

"Nos parece cuanto menos curioso que, sin ningún motivo de peso, no se siga la misma tónica que en el Congreso Federal, donde primó la transparencia y el rigor democrático con esas cabinas", ha dicho, antes de añadir que no sabe "qué intereses" puede tener la Ejecutiva regional para que los delegados no voten en cabinas.

"Cientos de delegados ya nos han transmitido su pesar por no poder ejercer su derecho de forma tranquila", ha dicho.

José Quintana, diputado regional y presidente del Congreso, ha mostrado su "sorpresa" por la polémica "que se está queriendo generar" a cuenta de la votación, y ha señalado que habrá cabinas, "como ha habido en todos los congresos" de manera que los delegados tienen garantizado su derecho al voto secreto.

De hecho, ha asegurado que no sólo se introducirá el voto en un sobre para elegir al secretario general, sino también para votar a la nueva Comisión Ejecutiva regional que éste nombre, "y en Sevilla eso no fue así".

"No veo absolutamente ningún problema, al contrario", ha zanjado Quintana.

El diputado Juan Barranco ha opinado que esta polémica "no tiene ninguna importancia" porque todo delegado que quiera votará en secreto. "Yo en Sevilla voté sin sobre, y no pasa absolutamente nada", ha zanjado.

Barranco ha augurado un Congreso "muy movido, como todos los del PSM", con "mucha pluralidad", pero ha señalado que lo que une a todos es la determinación clara de que este cónclave "no es un punto de llegada, sino de partida" para ganar las elecciones al PP en 2015.

Enrique Cascallana, exalcalde de Alcorcón y senador, ha expresado su apoyo a Gómez, con cuyo proyecto el PSM va a salir "reforzado", igual que ha opinado el alcalde de Parla, José María Fraile, que ha apuntado que una vez que acabe el Congreso el partido debe trabajar para ganar al PP en 2015 y cambiar la Comunidad de Madrid.

Entre los partidarios de Pilar Sánchez Acera, el exalcalde de Getafe, Pedro Castro, ha mostrado su optimismo por la victoria de ésta última, que "representa la ilusión, la frescura y las ganas de que podamos recuperar Madrid para el PSOE". "Cuando estoy en un sitio, es que voy a ganar", ha afirmado.

Sánchez Acera, ha dicho Castro, hace recortar a los militantes que hay que estar "cerca de la gente" y que el PSM debe convertirse en el vehículo que haga posible sus ilusiones.

Respecto a la polémica sobre el voto, Castro ha señalado que el secreto debe quedar garantizado en el Congreso.

Rafael Simancas, diputado nacional, también se ha mostrado convencido de que el PSM saldrá reforzado y unido de este Congreso, donde Gómez representa la "experiencia" y Sánchez Acera "el cambio y la ilusión".