Archivo de Público
Viernes, 2 de Marzo de 2012

Algunas embarazadas en EEUU viven lejos de una maternidad

Reuters ·02/03/2012 - 18:59h

Por Amy Norton

Un estudio determinó que algunas mujeres de Estados Unidos, en especial del oeste rural, viven a una hora de distancia en automóvil de un hospital con servicio de maternidad.

Según publican los autores en Obstetrics & Gynecology, el 97 por ciento de las estadounidenses de entre 18 y 39 años reside en zonas a una hora de distancia en automóvil de un hospital que cuente con, por lo menos, un servicio básico de maternidad y neonatología.

Un 80 por ciento vive a la misma distancia de hospitales equipados para atender partos complicados y recién nacidos con enfermedad.

Pero las cifras varían según la zona de residencia. Las mujeres del noreste eran las que mejor acceso tenían. En estados como Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Pensilvania, más del 99 por ciento de las mujeres vivía a una hora de un hospital con maternidad. La gran mayoría estaba a unos 30 minutos de distancia en automóvil.

La situación fue similar en California, donde el 98 por ciento debía conducir una hora o menos hasta el centro más próximo.

Pero en la zona oeste y lejos de la costa, donde disminuye la densidad poblacional, la situación era distinta.

Las mujeres de Montana, Dakota del Norte, Nuevo México y Wyoming eran las que menos acceso tenían: el 68-84 por ciento residía a una hora de distancia de una maternidad. Y en Alaska, el 63 por ciento vivía a esa distancia.

"La diferencia es muy preocupante", dijo el autor principal, doctor William F. Rayburn, de University of New Mexico, Albuquerque. "Existe una línea divisoria", añadió.

El equipo de Rayburn comentó que aún se desconoce cuál sería la "distribución óptima" de los hospitales con maternidad y servicio de atención neonatal. "Pero, idealmente, ninguna mujer debería tener que conducir más de una hora", opinó Rayburn.

Entonces, ¿cuál sería la solución?

Dado que la construcción de hospitales en zonas con baja densidad poblacional no sería una solución práctica, el autor propuso aumentar el uso de la "telemedicina", un servicio de consulta a distancia que pueden utilizar los médicos de hospitales pequeños sin maternidad con especialistas de centros médicos más grandes ante un caso complicado.

Además, el equipo determinó la existencia de 136 hospitales en zonas rurales de los estados occidentales sin un servicio de maternidad, pero con cirujanos.

El autor propuso que esos centros comunitarios se organicen para que un cirujano esté disponible para intervenir si una embarazada necesita una cesárea no planificada.

En cuanto a qué pueden hacer las residentes de zonas rurales, Rayburn respondió: "Tienen que conversar con el médico sobre qué previsiones existen en el caso de que tenga un parto rápido".

Y si se trata de un embarazo de alto riesgo, como de gemelos, es probable que tenga que programar la inducción del trabajo de parto en el hospital más cercano, en lugar de esperar por el proceso normal.

El problema de la distancia en el acceso a la atención no es nuevo. El autor recordó que los residentes rurales del país también están alejados de los centros equipados para atender infartos o accidentes cerebrovasculares, por ejemplo. "No es una novedad en medicina", finalizó Rayburn.

FUENTE: Obstetrics & Gynecology, marzo del 2012.