Archivo de Público
Viernes, 2 de Marzo de 2012

El Consejo de Informativos de TVE advierte que "es hora" de apostar por RTVE

EFE ·02/03/2012 - 17:57h

EFE - Vista de la torre el "Pirulí", centro de comunicaciones de RTVE. EFE/Archivo

El Consejo de Informativos de TVE considera que "es hora" de apostar por RTVE, y no de disputas políticas o de "desenfocar" el debate sobre su futuro, a la vez que defiende su independencia y recuerda la necesidad de nombrar un presidente de la Corporación.

En un comunicado difundido hoy defiende la neutralidad de la cadena pública y señala que el hecho de que la corporación no tenga un presidente y sufra un recorte de 204 millones en su presupuesto puede tener "consecuencias directas" sobre la programación y los servicios informativos.

En una nota difundida hoy, el Consejo opina que son los telespectadores los que juzgan su trabajo "más allá de las disputas políticas u otro tipo de intereses" que, considera, "sólo persiguen socavar la credibilidad de RTVE".

Es imprescindible, en su opinión, que se aprueben los cargos del Consejo de Administración pendientes de renovación y que los responsables políticos actúen "con la altura de miras necesaria" para avanzar en la independencia de sus profesionales y consolidar la misión de servicio público que se debe a los ciudadanos.

A su vez, defiende la imparcialidad de TVE, la independencia de los profesionales de sus servicios informativos y lamentan las críticas y acusaciones que "algunos sectores" están lanzando contra un servicio público que -agregan- está sometido "a todo tipo de controles".

En este sentido recuerdan que cuenta con organismos democráticos para velar por la veracidad y objetividad de las informaciones y la independencia profesional.

Además recuerdan que la situación de "inestabilidad" generada por el hecho de que la Corporación RTVE no cuente con un responsable y padezca un recorte financiero, puede también tener consecuencias sobre la oferta educativa y de entretenimiento de TVE, así como sobre los servicios informativos.

"Es una obligación y una responsabilidad por parte de todos, y especialmente de quienes dirigen y elaboran informaciones, preservar esos principios básicos para ofrecer el mejor servicio posible a los ciudadanos", señala la nota del Consejo de Informativos.

A su vez, apunta que son los espectadores los que juzgan "en última instancia" su trabajo, "más allá de las disputas políticas u otro tipo de intereses que sólo persiguen socavar la credibilidad de RTVE en un momento decisivo para el servicio público de comunicación".

"Nuestro deber es exigirnos cada día más para asegurar una de las libertades fundamentales, el derecho constitucional a la información", concluye.