Archivo de Público
Viernes, 2 de Marzo de 2012

Israel cierra dos televisiones en territorio palestino

Reporteros Sin Fronteras condena el "constante acoso israelí a los profesionales de los medios de comunicación"

EDUARDO MURIEL ·02/03/2012 - 17:32h

Oficiales del ejército israelí caminan sobre la nieve en la ciudad de Hebrón - AP

Los miembros de las Fuerzas de Seguridad de Israel (FDI) junto con oficiales de inteligencia entraron el pasado 29 de febrero en las instalaciones de dos televisiones palestinas, 'Al-Watan' en Ramallah —en cuya operación detuvieron durante horas al director de producción y a varios trabajadores— y 'Al-Quds' en Al-Bireh —que retransmite programas infantiles—.

Las dos televisiones operaban en territorio controlado por la Autoridad Palestina, lo que no ha impedido que fuerzas israelíes hayan allanado las estaciones de difusión y hayan confiscado sus equipos, obligando así a su cierre. Según la versión israelí, se trataba de televisiones "piratas" que transmitían sin licencia y ponían en pelgiro las comunicaciones aéreas.

En un comunicado, Reporteros Sin Fronteras ha denunciado estas operaciones, que ha calificado de "arbitrarias e ilegales", y que además "intimidan a los medios de comunicación y periodistas palestinos, víctimas de repetidos ataques de las FDI".

RSF ha condenado el "constante acoso israelí a los medios de comunicación"

La organización internacional de periodistas ha demandado asimismo a las autoridades israelíes que devuelvan los equipos confiscados y permitan a las dos televisiones la reanudación de las emisiones.

Según denuncian en el texto, "durante la incursión en Al-Watan, el director de producción, Thaher Abd Al-Rahman, el periodista Hamza Salamiyeh, la gerente de Ahmed Zaki y el diseñador Ibrahim Milhim estuvieron detenidos varias horas".

Además, Reporteros Sin Fronteras ha condenado el "constante acoso israelí a los profesionales de los medios de comunicación" y recuerda el cierre de la radio 'Kol Hashalom' —en español, 'todo por la paz'—, situada en la Jerusalén oriental ocupada, el pasado 20 de noviembre, por parte del Ministerio de Comunicaciones israelí, acusándola de no tener licencias e "incitar al odio hacia Israel".

"Kol Hashalom difunde programas en hebreo y árabe desde hace siete años, fomentando incoativas de diálogo entre palestinos e israelíes", ha rebatido Reporteros Sin Fronteras.