Archivo de Público
Viernes, 2 de Marzo de 2012

Méndez dice que las críticas a la convocatoria del 11M buscan descalificar a los sindicatos

EFE ·02/03/2012 - 12:16h

EFE - El secretario general de UGT, Cándido Méndez. EFE/Archivo

El secretario general de la UGT, Cándido Méndez, ha sostenido hoy que quienes critican la movilización contra la reforma laboral prevista para el 11M, coincidiendo con el aniversario de los atentados terroristas, no buscan descalificar la fecha de la convocatoria, sino a las organizaciones sindicales.

En rueda de prensa en Granada, Méndez se ha mostrado convencido de que si en vez de las organizaciones sindicales quienes hubieran promovido para ese día una movilización fueran la Federación de Asociaciones contra el Aborto, grupos contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía o la Conferencia Episcopal, "seguro que habrían merecido el elogio y respaldo" de quienes "descalifican" a las organizaciones sindicales como convocantes de la manifestación.

Ha excluido de entre ellos a las asociaciones de víctimas del terrorismo que no comparten la fecha de la convocatoria.

Interrogado sobre si las críticas suscitadas en torno a la fecha de la movilización les harán retirarla o modificarla, Méndez ha dicho que esa convocatoria está amparada en la Constitución y parte del "respeto absoluto" a las víctimas del terrorismo.

El dirigente sindical ha instado al PP a que se ponga ya "el chip de partido de Gobierno" porque, a su juicio, en determinados sectores aún parece presentar "un estado psicológico y emocional como si estuviera en la oposición".

Méndez, que participará esta tarde en una asamblea informativa con delegados sindicales de la UGT de la provincia de Granada, se ha referido a la reforma laboral para manifestar su consideración de que el Gobierno la ha utilizado ante las instituciones europeas como "moneda de cambio" para no presentar los Presupuestos Generales del Estado de este año, lo que a su juicio es "un enorme error".

El sindicato seguirá insistiendo en la necesidad de que se abra un proceso de negociación para corregir "en profundidad" la reforma laboral, según Méndez, para quien lo primero que debería hacer el Gobierno es suspender su aplicación en todos los contenidos que vulneran el acuerdo de "fuerte contención salarial" y flexibilización de la negociación de los convenios alcanzados previamente entre las organizaciones sindicales y los empresarios.

El secretario general de la UGT ha instado al Gobierno a rectificar en su decisión de tomar "una vereda por la vía del real decreto".

Méndez, que ha lamentado la reducción en siete puntos del número de trabajadores en paro con cobertura por desempleo, se ha referido a determinados aspectos de la reforma laboral para evidenciar que esta normativa "no pretende resolver el problema del paro".

Ha puesto como ejemplo de ello el hecho de que a los parados en peor situación (los que ya no perciben prestación alguna) "los deja a la cola de la cola" porque favorece la contratación entre quienes sí cobran aún algún tipo de ayuda por desempleo.

Interrogado sobre las protestas universitarias de Barcelona y las voces que acusan al PSOE de estar detrás de ellas, Méndez ha hecho un llamamiento a la "serenidad", ha dicho que el Gobierno "sabe perfectamente" que los altercados "no tuvieron nada que ver" con la movilización de la comunidad educativa y ha criticado esa "tendencia permanente" a intentar convertir un derecho constitucional, como una manifestación, en un "problema de orden público".

En su opinión, incurren en una contradicción quienes dicen que este tipo de movilizaciones dañan la imagen de España y a la vez otorgan una consideración "global" a hechos que no la tienen.

El dirigente sindical ha confiado también en la capacidad de las autoridades para llamar a la "serenidad" a los medios de comunicación que "secundan su estrategia".