Archivo de Público
Viernes, 2 de Marzo de 2012

Zapatero reclama más estímulos económicos y no sólo reducir el déficit

El expresidente del Gobierno anima a los progresistas a estar "en el centro del campo de juego"

EFE ·02/03/2012 - 12:20h

EFE - El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, durante la conferencia a la que ha asistido.

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha subrayado hoy que Europa debe tomar conciencia de que la consolidación fiscal no es suficiente para salir de esta "gravísima" crisis y debe apostar por el estímulo económico. En su intervención en las jornadas "Progreso Latinoamericano" organizadas por la Fundación Ideas, Zapatero ha hecho también un llamamiento a los progresistas de todo el mundo para estar "en el centro del campo de juego", y para defender que haya una economía de mercado y sistemas financieros "con reglas".

"Que no nos saque nadie" del "centro del campo", que es "lo que quiere la derecha", ha advertido Zapatero, para quien las oportunidades de la globalización seguirán así siendo "enormes" para el pensamiento progresista. Zapatero ha reconocido que en Europa está la "crisis más profunda" en este momento, pero ha insistido en que si quiere mantener su potencial de desarrollo debe apostar por la unión política, económica y fiscal, porque si no en el año 2050 no formará parte del G8.

El expresidente del Gobierno ha asegurado que es "un firme defensor de la consolidación fiscal" y cuando tuvo que tomar decisiones para reducir el déficit público las tomó, pero si Europa se limita a este objetivo "probablemente ni siquiera" lo consiga, porque se necesita apostar por el crecimiento. "Sabemos que las cosas cambiaron en agosto, aunque el factor externo fuera Grecia, pero cambiaron, y no puede ser que la reflexión no cambie", ha insistido Zapatero.

En su opinión, "al lado del exigente programa de consolidación fiscal", la UE debe liderar un programa mundial de estímulo económico, que parta primero de Europa y después del G20, y que encabecen los países con superávit comercial. Esos países, ha considerado, deberían ayudar a ganar espacios en los mercados y a que la mejora de las exportaciones ayude a tirar de las economías de los que son más deficitarios en términos de comercio exterior.

José Luis Rodríguez Zapatero ha explicado que las previsiones económicas para las próximas décadas apuntan a que las economías emergentes se pondrán definitivamente por delante y esto hará que en 2050 Europa no tendrá ningún miembro en el G8, a no ser que concurra "como una Europa unida". "Si es así será la segunda potencia mundial", ha añadido.

Aunque es Europa "donde está la crisis más profunda", en estos momentos "se juega los próximos cincuenta años" y por eso, si quiere mantener su potencial, su desarrollo y su crecimiento, y si quiere seguir siendo un modelo de estado de bienestar debe tomar una decisión de alcance, la de caminar "de verdad" hacia la unión política, económica y fiscal. En su intervención ante numerosos dirigentes progresistas latinoamericnos, Zapatero ha valorado que en esa región el "shock" financiero que provocó la crisis actual no haya calado tanto porque sus sistemas financieros tenían "pocos elementos de riesgo".

"Afortunadamente" la interrelación con los elementos "nocivos de Wall Street" no se extendió a Latinoamérica. También ha valorado que el desarrollo de la democracia representativa en Latinoamérica, que sigue siendo la alternativa más sólida para el progreso, el crecimiento y el bienestar. Zapatero ha reconocido que los países latinoamericanos están aprovechando las oportunidades económicas que le dan los países asiáticos emergentes, sobre todo por la exportación de materias primas, aunque considera al final la unidad latinoamericana, que también ha recomendado, tendrá "su espejo más firme" en Europa.

"No he perdido mi posición optimista ante el desarrollo de las cosas", ha dicho Zapatero en este discurso, en el que ha insistido en que la globalización tiene efectos positivos, como la reducción progresiva de la pobreza.