Archivo de Público
Viernes, 2 de Marzo de 2012

El PSOE pide no usar a las víctimas para cuestionar a los sindicatos

El ministro del Interior acusa a los sindicatos: "Es una falta de respeto, el 11 de marzo es para honrar a los muertos"

PUBLICO.ES / EFE ·02/03/2012 - 10:53h

EFE - La pportavoz del grupo socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez. EFE/Archivo

La derecha ha desatado una campaña contra los sindicatos por convocar para el día 11 de marzo una protesta contra de la reforma laboral coincidiendo con el octavo aniversario de los atentados de Madrid en los que murieron 192 personas. 

Las críticas llegan incluso desde el Gobierno. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, acusó este viernes a los sindicatos de "falta de respeto e insensibilidad". Es una falta de respeto y una insensibilidad no honrar a las víctimas el día que se cometió el mayor atentado terrorista de la historia de España", señaló.

En su opinión, "hay muchos días para ejercer en el marco de la ley los derechos y libertades fundamentales como son el de manifestación", pero remarcó que el día 11 de marzo es "para honrar a los muertos y sus familiares".

Antes, por la mañana, la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, pidió en una entrevista en Los desayunos de TVE que no se utilice a las víctimas del 11 de marzo de 2004 para "intentar deslegitimar o poner en cuestión" la convocatoria de movilizaciones contra la reforma laboral en el día del aniversario de los atentados. "Respeto absoluto a quien convoca pero, por favor, no utilizar a nadie, y menos a las víctimas, y me parece que se las está utilizando".

Rodríguez insistió en el "absoluto respeto del PSOE a quienes convocan manifestaciones legítimas" y reclamó que no "haya utilización política por nadie de las víctimas", de su dolor y su situación, para ir "en contra de las manifestaciones".

Rodríguez ha expresado además su respeto a la reacción de las tres asociaciones de víctimas del 11-M ante la convocatoria, por parte de UGT y CCOO, de movilizaciones en toda España contra la reforma laboral.

En el caso de Madrid, las movilizaciones se traducirán en una manifestación como "gran homenaje a las víctimas de los atentados" de 2004, según los sindicatos.